Una zona magna en dos tempranillos

Bodega Carlos Moro descorchará el día 22 botellas del vino de autor CM 2016 y también del elegante Oinoz Crianza 2016

REDACCIÓN

Ubicada en la localidad de San Vicente de la Sonsierra, en pleno corazón de La Rioja Alta, Bodega Carlos Moro se ha convertido en los últimos años en una de las referencias vitivinícolas en una región donde la excelencia y la calidad son señas imprescindibles de identidad. Carlos Moro es uno de los bodegueros más respetados del sector vitivinícola y enológico nacional por sus vinos de prestigio y su apuesta por la innovación y la sostenibilidad. El propio presidente de Bodegas Familiares Matarromera supervisa minuciosamente las elaboraciones de esta bodega que dispone de viñedos propios en las zonas más cualitativas de Labastida y San Vicente de la Sonsierra. Destaca su Finca Garugele, reconocida en la categoría de Viñedo Singular, que da nombre al vino más exclusivo.

Los asistentes a La Terraza de Diario LA RIOJA en San Mateo podrán comprobar la calidad y personalidad de dos vinos muy representativos de Bodega Carlos Moro. Por un lado, el CM 2016 es un vino de autor, de la variedad tempranillo, cuyo origen se encuentra en viñedos con una edad de entre 30 y 80 años situados en la zona más alta de la Sonsierra. Son parcelas muy próximas a Bodega Carlos Moro y denominadas Gallomate, San Martín y La Rad. Suelos de textura arcillosa a una altura de 610 metros.

El CM es un vino franco y sincero que destapa rápidamente sus aromas a frutos rojos frescos. En boca, asimismo, es amplio, con gran volumen, fresco y una acidez muy marcada. Su delicada estructura lo hace fácil de tomar, pero aporta fuerza e intensidad.

El CM puede tomarse de copeo antes de comer, con aperitivos, embutidos, quesos y pescados

Este vino es magnífico para cualquier maridaje, aunque sus autores sugieren combinarlo con todo tipo de legumbres, carnes, guisos y asados. Puede tomarse de copeo antes de comer, con aperitivos, embutidos, quesos y pescados blancos y azules.

CM 2016 ha sido valorado con 92 Puntos en la Guía de Vinos Gourmet y con 91 Puntos en la Guía Peñín. También ha obtenido la medalla de oro CINVE y el Berliner de Oro en Berliner Wine Trophy.

Oinoz Crianza 2016, por su parte, procede de viñas viejas ubicadas en las zonas más altas de la Sierra de Cantabria –Labastida, San Vicente–. Desprende aromas de fruta roja fresca, como frambuesa y zarzamora, y florales de violeta, con sutiles mentolados de eucalipto, entre especiados de pimienta blanca, regaliz de palo y recuerdos de minerales y arcillosos. Es un vino muy elegante y suave, con una buena acidez que surge tras las sensaciones frutales y de tostados finos. El final es agradable y largo. Este tempranillo de corte moderno representa lo mejor de una zona vitivinícola magnífica y ya con su primera añada se alzó con la Medalla de Oro en el Concurso Mundial de Bruselas.

Oinoz Cianza ha completado una crianza de doce meses en barrica de roble –francés y americano de tostados ligeros– y marida perfectamente con patatas a la riojana, pochas, guisos y estofados, carnes, quesos de cabra o embutidos.

El entorno, el clima, es ingrediente exclusivo. La sierra hace de filtro natural con las tormentas húmedas del Norte y depura un aire fresco y sano que baña los viñedos; favorece que estos vinos tengan gran frescura aromática, fructuosidad, estructura y mineralidad.

cm 2016

Un vino franco y fresco, magnífico para cualquier maridaje

Vino franco y sincero. Aromas a frutos rojos frescos. En boca, es amplio, con gran volumen, fresco y una acidez muy marcada. Estructura delicada.

Oinoz crianza 2016

Un tempranillo tinto de corte moderno que no deja indiferente

Elegante y suave. Aromas de fruta roja fresca y florales de violeta, mentolados de eucalipto, especiados de pimienta blanca, regaliz de palo y recuerdos de minerales y arcillosos.