Vinos modernos, tradición familiar

Diego Garnica, director comercial de Bodegas D. Mateos. /Justo Rodriguez
Diego Garnica, director comercial de Bodegas D. Mateos. / Justo Rodriguez

Bodegas D. Mateos adquiere fuerza con sus nuevas marcas

Diego Marín A.
DIEGO MARÍN A.Logroño

Aunque la relación de la familia Mateos con la viña se remonta al siglo XIX, el proyecto de Bodegas D. Mateos en Aldeanueva de Ebro nace en 1999. «El negocio familiar se ha ido transformando, unos se dedicaron a la pera, otros al espárrago y ese año se salieron de la cooperativa y empezaron a elaborar su propio vino», explica el director comercial de la empresa, Diego Garnica. Durante algunos años vendieron uva a bodegas de La Rioja Alta y, «ya con un bagaje, se intentó una labor de diferenciación para elaborar grandes vinos». Bodegas D. Mateos, con siete generaciones dedicadas a la viticultura, cuenta con más de 100 hectáreas de viña en propiedad en Arnedo, Autol, Rincón de Soto y, sobre todo, en el 'mar de viñas' de Aldeanueva de Ebro, algunas de ellas en las faldas del monte Yerga, con la mayor altitud de La Rioja Baja, hasta los 650 metros. El resultado son «vinos que gustan a todo el mundo, que están ricos, y aunque a veces no casen con los críticos, obtenemos buenas puntuaciones (Parcelas Singulares ha obtenido 93 puntos Peñín)», describe Diego Garnica, quien añade que cada uno «respeta la fruta, la tierra, mantiene el componente del origen y no enmascaran otros elementos, como la madera, que está presente pero no molesta, acompaña».

Ahora la bodega está en plena expansión, cuenta con un plan de ampliación de sus instalaciones, sin olvidar su origen. Y es que en la casa familiar, en el centro de Aldeanueva de Ebro, cuenta con un lagar antiguo que es el corazón del negocio. «Ahora estamos desarrollando unas marcas que están adquiriendo mucha fuerza en el mercado, aunque son relativamente jóvenes», expone el director comercial de Bodegas D. Mateos.

Bodegas de Mateos
Dónde
Camino de Los Agudos, s/n, en Aldeanueva de Ebro.
Teléfono
941261897.
Vinos
Letargo, In y Colección Familia La Mateo.
Web
bodegasmateos.com

Tres son las líneas de producto de rotación: la gama Letargo, vinos típicos de Rioja «con perfil anglosajón», de «precio relativamente asequible», que cuenta con rosado, blanco y tinto joven, crianza y reserva; In, «con la que nos gusta experimentar, más modernos, la mayoría monovarietales de una variedad autóctona de La Rioja (garnacha, tempranillo blanco y graciano), muy precisos, en los que buscamos la expresión frutal»; y Colección de Familia La Mateo, «con la que ha habido un trabajo de desarrollo, buscando la diferenciación de parcelas con la vocación de hacer grandes vinos», entre ellos, «el tempranillo blanco 100% fermentado en barrica, que sería el tempranillo blanco más viejo del mundo», asegura Garnica. Y es que Bodegas D. Mateos, subraya Garnica, participó en el desarrollo de la variedad tempranillo blanco de Rioja y se quedaron con 1,5 hectáreas de las 10 experimentales.