26 de septiembre | Bodegas Tobía

Vinos y aromas emocionantes

Una imagen de Bodegas Óscar Tobía, sita en Cuzcurrita del Río Tirón. /
Una imagen de Bodegas Óscar Tobía, sita en Cuzcurrita del Río Tirón.

Una bodega que busca el alma de Rioja y de su cultura vitícola

REDACCIÓN

Bodegas Tobía es una bodega de La Rioja Alta, de origen familiar y muy centrada en la comercialización desde sus inicios, especialmente en el exterior, donde comercializan cerca del 80% de sus vinos, ampliamente galardonados en certámenes internacionales como: Advocate, Decanter, Tim Atkin, Mundus Vini, Guia Peñín... De hecho, el 'Óscar Tobía Reserva 2014', fue escogido como el mejor Reserva Rioja de la cata 2018 en Mundus Vini y con un gran oro en la Selections Mondiales de Vins de Canadá. El proyecto de Bodegas Tobía está basado en la pasión por elaborar vinos, y en el amor y respeto a una tierra con nombre de vino, La Rioja, nuestra tierra.

«Nuestro único capital ha sido el espíritu creativo, innovador e inconformista de un equipo joven, que nos ha llevado a forjar este proyecto. Una continua política de reinversión de los beneficios obtenidos nos ha permitido disponer en la actualidad de unas modernas instalaciones para elaborar vinos de calidad», explica Óscar Tobía, que además subraya que las claves son la «honestidad y respeto al servicio de los viñedos y la elaboración de vino, con la mínima interferencia en el proceso, moderna tecnología, y 2000 barricas de roble americano, francés y húngaro, para la producción de vinos equilibrados y respetuosos con nuestra particular y personal visión de vinos de calidad».

Tres grandes vinos

Tobía Crianza, Blanco Reserva y Tobía Luz de Luna Rosado

Por todo eso desde la bodega subrayan que «queremos transmitir el arraigo a nuestra tierra, a la cultura y tradición que hemos heredado a la que unimos innovación e ilusión para ofrecer vinos que nos hagan disfrutar de la vida, vinos elaborados de forma natural y sencilla».

Vinos originales

Óscar Tobía subraya que «tenemos que elaborar los vinos aprovechando el tipo de suelo y el tipo de uva, creando vinos distintos y originales, aunque sin olvidar los parámetros que caracterizan a Rioja. Creemos en la diferenciación, por ello buscamos nuevas formulas que den como resultado un nuevo vino cada año. Nuestro objetivo es sorprender al consumidor cada año con nuevos vinos».

La fermentación de estos vinos se realiza mediante técnicas respetuosas con el medio ambiente, que aprovechan la energía que se obtiene del propio proceso para realizar los remontados, al mismo tiempo que permite obtener mayor extracción aromática y calidad.

«Únicamente aprovechamos el vino lágrima, obteniendo menor rendimiento por kilo de uva, pero nos asegura una mayor calidad. La fermentación maloláctica la realizamos en barricas».