La trucha, referente riojano

Sobre estas líneas, Rafael González posa en las instalaciones de Riverfresh en Viguera. /Justo Rodriguez
Sobre estas líneas, Rafael González posa en las instalaciones de Riverfresh en Viguera. / Justo Rodriguez

Riverfresh cría este pescado cardiosaludable y protege los ríos

Diego Marín A.
DIEGO MARÍN A.Logroño

Riverfresh es una empresa que comenzó a criar truchas en el 2010, recuperando una piscifactoría en desuso en Viguera. «Desde entonces hemos ido expandiendo nuestros mercados y multiplicando nuestra producción hasta alcanzar los casi dos millones de kilos repartidos en cuatro plantas», explica Rafael González, responsable de la empresa. Además de la de Viguera, cuentan con otra piscifactoría en Bobadilla y otras dos en Cañete (Cuenca) y Torrebaja (Valencia).

El hecho de estar situados en los ríos Iregua y Najerilla no es casual sino que obedece a que «son los ríos trucheros por excelencia en La Rioja, por tanto, los que naturalmente tienen unas condiciones de agua óptimas para el bienestar de estos animales», afirma Rafael González, entendiendo que «debían ser los animales los que nos dijeran dónde querían estar y nosotros, simplemente, acudimos allí», ya que el medio ideal de la especie requiere una «alta exigencia».

RIVERFRESH
Dónde
Cascajo Grande, s/n; en Bobadilla (La Rioja).
Teléfono
941374647.
Web
riverfresh.com
E-mail
info@riverfresh.com

Riverfresh está especializada en trucha arcoíris «de diferentes tamaños y presentaciones: entera, eviscerada y fileteada; con el mínimo procesado posible porque queremos llevar el producto al cliente tal cual lo encontramos en la naturaleza». La dedicación a la trucha también responde a la relación histórica de este animal con La Rioja y su capital, puesto que fue un alimento clave en el asedio francés a Logroño de 1521, tal y como se conmemora en el reparto del pan y el pez (alevín de trucha) en las fiestas de San Bernabé. «Por eso potenciamos y relanzamos la producción de un pescado con mucha historia en la comunidad y que en los últimos años estaba cerca de su desaparición. Nuestro deseo es llegar a ser el referente del sector en la acuicultura de agua dulce con sede en La Rioja», declara Rafael González.

Las truchas de la piscifactoría. / Justo Rodriguez

Un ejemplo claro de la revitalización de la trucha es el pincho 'Bernabé' con el que el gastrobar La Chispa Adecuada de Logroño ganó el XVIII Concurso de Pinchos de La Rioja, en el que «el ingrediente principal es la trucha criada en nuestras instalaciones». Y por esta razón el compromiso de la empresa riojana con el medio ambiente es profundo, porque «nuestra supervivencia depende del estado del río, somos los primeros interesados en que siempre esté inmaculado».

Riverfresh es pionera en el uso de filtros biológicos que, «a través de unas colonias bacterianas 'benignas', reducen los niveles de amonios y fosfatos vertidos al río hasta los mínimos existentes y favorables». «Queremos evitar todo impacto negativo», advierte González. La última apuesta de la empresa riojana es un desecador de lodos para «retener los deshechos de nuestros peces y transformarlos en nuestras propias plantas en un abono seco perfecto para fertilizar campos de cultivo». Así logran un hábitat ideal para poder ofrecer una trucha «muy cardiosaludable, con bajo contenido graso, excelente fuente de ácidos omega 3 y que protege contra el deterioro cognitivo». Además, «la trucha es uno de los pocos pescados libres de anisakis», subraya Rafael González.