Trato y vida familiar

Trato y vida familiar
Justo Rodriguez

Pablo García Mancha
PABLO GARCÍA MANCHALogroño

Uno de los valores esenciales del Tizona es la familia. Carlos y Ana Rosa lo tienen claro: «Nos ayudan nuestros hijos, Marta y Carlos. Somos una familia y eso lo llevamos como bandera del bar», explica Carlos, que a su vez le da mucha importancia al trato con el cliente. «Es primordial que nuestros clientes sientan el bar como suyo, que vean cómo nos desvivimos por ellos en todos los sentidos. La gente agradece que hagas las cosas con cariño, tanto lo que sacas en la barra como en las mesas. Todo influye y es vital».

Las paredes del Tizona están repletas de recuerdos, de premios, de reportajes y menciones en medios de comunicación: «Somos un local pequeño y sencillo, pero no renunciamos a mejorar cada día y para eso es muy importante estar a la última y saber escuchar a los que saben. Hace unos días vino por nuestra casa el periodista Igor Cubillo, estuvo probando las cosas que hacemos, disfrutó y encima me dijo tres o cuatro puntos de vista que las hemos incorporado. Es necesario aprender desde la humildad, desde el respeto al producto», sostiene Carlos, que es un enamorado de la cocina. «Si no amas tu trabajo no te pueden salir las cosas bien. Hay que dar para recibir. Ésa es la clave de cualquier trabajo».