Tortilla paisana

Tortilla paisana

Ingredientes:
150 gramos de jamón serrano, 150 g. de guisantes, 1 calabacín (zapallo) pequeño, 1 pimiento verde, 1 pimiento rojo, 3 patatas, 1 cebolla, 8 huevos, sal, AOVE.

Pica la cebolla y llévala al fuego en una sartén con un buen chorro de aceite de oliva virgen extra y deja que se vaya pochando a fuego moderado. Corta las patatas en rodajas pequeñas y fríelas en una sartén aparte (usa una sola sartén si lo prefieres, pero yo prefiero repartir los ingredientes de la tortilla paisana en dos sartenes). Corta el calabacín en rodajas que puedes partir a la mitad. Añade el calabacín a la sartén de patatas y deja que se cocine todo a fuego lento hasta que quede bien tierno. Cuando la cebolla esté transparente, añade los pimientos cortados a daditos. Añade ahora los guisantes y el jamón y deja en la sartén hasta que se dore. Pon sal a tu gusto en las dos sartenes. En la sartén de las verduras, al haber jamón, cuidado de no poner mucha sal ya que el jamón sala bastante. Mezcla todo y escurre bien, ayudándote de un escurridor, para quitar el aceite sobrante. Bate los huevos y añade sal. Incorpora las verduras y patatas bien escurridas y mezcla. Pon un poco de aceite en la sartén y vierte la preparación anterior. Con el fuego bajo, da unas vueltas para que cuaje por el centro. Déjala un rato para que se vaya haciendo. Asegúrate de usar una sartén antiadherente para que la tortilla no se pegue. Para darle la vuelta, lo más difícil de todo el proceso, ayúdate de una tapa. Ahora, vuelve a poner un chorrito de aceite y hazla por la otra cara hasta que cuaje. De ti depende si la quieres más o menos cuajada, pero hazla a fuego muy lento para que no se queme y se cocine bien por dentro. A nosotros nos gusta jugosa, pero elige tú el punto de cocción para la tuya.