El toro de lidia es una raza autóctona y no una condición

El toro de lidia es una raza, no una condición, que se emplea crecientemente en ganadería. La carne de las reses no lidiadas y sacrificadas en matadero, de un color rojo menos oscuro, es también más tierna y jugosa; gracias a los procesos de maduración, estas condiciones la hacen perfecta para elaborar un estofado. El logotipo '100% Raza Autóctona Lidia', aprobado por el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, sella la calidad de esta carne. Desde 2015, la Federación de Asociaciones de Raza Autóctona de Lidia (Fedelidia), en representación de un millar de asociaciones ganaderas de España, Portugal y Francia, vive para revalorizar y difundir sus atributos.