:: / JUSTO RODRÍGUEZ

Un clásico sabroso y divertido

Además del sabor, este pincho lo tiene todo: nombre, huevo de cordoniz y picadillo. Sin olvidar el pimiento najerano, que le da una gracia especial. ¡Y un cojonudo más! que se escuchaba en el inolvidable Bar La Simpatía, uno de aquellos locales que nunca tuvieron que desaparecer... El del Muro está delicioso y merece la pena.