La Rioja se hace con la trufa solidaria

Los cuatro cocineros riojanos, Fernando Sáenz, Ignacio Echapresto, Francis Paniego e Iñaki Murúa, con la trufa y Mario Sandoval, ayer en la puja de Madrid Fusión. / MAYA BALANYA
Los cuatro cocineros riojanos, Fernando Sáenz, Ignacio Echapresto, Francis Paniego e Iñaki Murúa, con la trufa y Mario Sandoval, ayer en la puja de Madrid Fusión. / MAYA BALANYA

El 'lobby' de riojanos se lleva la puja de la trufa de Madrid Fusión para organizar una cena benéfica para la Cocina Económica | Lorenzo Cañas, Paniego, Echapresto, Fernando Sáenz e Iñaki Murúa pujaron hasta los 4.000 euros por una trufa negra soriana de 250 gramos

PABLO GARCÍA MANCHALogroño

La idea se le ocurrió a Fernando Sáez Duarte: participar un grupo de cocineros riojanos en la tradicional subasta de la trufa negra de la Diputación de Soria en Madrid Fusión y formar un singular 'lobby' de chefs para aunar esfuerzos, cocineros-pujadores y claro, la pasta. Mil euros de vellón por cabeza en un grupo en el que figuran además del heladero, Lorenzo Cañas, Francis Paniego, Ignacio Echapresto, Iñaki Murúa y Carolina Sánchez. Dicho y hecho. Se liaron en comandita y se situaron cuatro de ellos en lugares estratégicos del gigantesco auditorio donde se celebra la cita gastronómica más importante del mundo.

Todavía flotaban en la sala los rescoldos de la ponencia de Ángel León y su milagro de la sal. Comparecieron Esmeralda Capel y Mario Sandoval para dirigir la puja. Había dos trufas y un favorito, Andrea Tumbarello, el chef de Don Giovanni, que casi todos los años se lleva el premio gordo. De pronto, comenzaron a pujar los riojanos. Mario Sandoval se dio cuenta enseguida, ya que reconoció a Fernando y comenzó a especular con los helados que le podían salir. Y después, desde arriba, Echapresto; y al instante siguiente Paniego. «¡Hay un 'lobby' riojano!, ¡Qué está pasando aquí!», exclamó.

Pero la primera trufa iba a ser imposible. Tumbarello llegó a los 5.100 euros. Pero había otra, hermosa y oscura como los ojos de Salma Hayek, y de 250 gramos. Y con Tumbarello fuera de combate, la cosa quedó entre los chefs riojanos y algunos pocos más como Óscar García, de 'Baluarte', que incluso estaba dispuesto a compartir el misterioso callo de la tierra. Comenzó en 600 euros y llegó a los 4.000 tras diferentes escaladas de precio con un final encabezado por Ignacio Echapresto e Iñaki Murúa.

A la una, a las dos y a las tres. Esmeralda Capel cerró la contienda y subieron los cocineros riojanos, el 'lobby' en pleno, para hacerse con la trufa y explicar la unión de chefs: «Vamos a realizar una cena solidaria en la que participaremos todos los cocineros del grupo y los beneficios los destinaremos a la Cocina Económica», explicó Echapresto, que se llevó una calurosa ovación de los congresistas. Y el beneficio solidario es doble puesto que el dinero de la puja va a una fundación soriana para personas con discapacidad.

Tapas riojanas del Arriero en Saborea España

Saborea España es uno de los núcleos más sabrosos de Madrid Fusión y ayer se celebró el 'Día de la Tapa', en el que las riojanas del Arriero, las hermanas Mónica, María José e Isabella Loro, elaboraron una deliciosa croqueta desestructurada de rabo de toro al crianza de Rioja. Cuca Gamarra pudo disfrutarla de primera mano.

 

Fotos

Vídeos