La rica pera de las Indias

Aguacate, salud y sabor en una fruta. :: Valentyn Volkov/
Aguacate, salud y sabor en una fruta. :: Valentyn Volkov

Originario de América, el aguacate es una de las frutas del verano

REDACCIÓN

El aguacate es un producto originario del continente americano, donde los aztecas le conferían propiedades afrodisíacas. Desde época precolombina se conoce su cultivo en México y el resto de América Central bajo el nombre de 'ahuacatl'.

En el siglo XVII los españoles, que le otorgaron la denominación de Pera de las Indias por su semejanza a la pera nacional, trasladaron esta fruta hasta las Antillas, mientras que los portugueses la llevaron a Brasil. El lugar concreto de su nacimiento son las zonas altas del sur de México, y norte de Guatemala, aunque ya en tiempos precolombinos se cultivaba en extensas regiones de Perú donde fue introducido en el año 1.450 por el inca Tupac Yupanqui, después de conquistar a la tribu palta en la parte sur del Ecuador.

El aguacate
Origen
El aguacate es originario de México, Colombia y Venezuela. Los primeros españoles que llegaron a América lo bautizaron como 'pera de las Indias'.
El alma del guacamole
Esta fruta es apreciada por su alto valor nutritivo; se emplea en todo tipo de platos gracias a su buen sabor y textura. Es el ingrediente principal del guacamole.
Salud
Los aguacates son muy nutritivos y contienen una amplia variedad de nutrientes, incluyendo 20 vitaminas y minerales.

De ahí que en Sudamérica se refieran al aguacate como palta. La palabra aguacate proviene del idioma náhuatl, de la palabra 'ahuacatl', que significa testículo. Tal vez los nahuas le llamaban así por su forma e incluso porque en su forma natural se encuentra colgando del árbol. El honor de hacer la primera descripción técnica del aguacate le correspondió a Francisco Hernández en su 'Historia de las plantas de la Nueva España', tras haber realizado la primera exploración en territorio mexicano de 1571 a 1576.

La evidencia más antigua del consumo de aguacate data de los años 8.000-7.000 a.c. y fue encontrada en una cueva de Coxcatlán, región de Tehuacán, Puebla de México. Asimismo, en el códice Mendocino existen jeroglíficos donde se indica el poblado Ahuacatlán ('lugar donde abunda el aguacate').

Recetas Tres recetas muy fáciles con aguacate

Ensalada de dados

Ingredientes. 2 aguacates, pelados y partidos en dados de 2 centímetros, 500 gr de queso fresco, 2 tomates, pelados y sin semillas en dados de 2 cm, 4 láminas de tocino, crocantes y picadas, sal y pimienta y 3 cucharadas de aceite de oliva.

Elaboración. Sin duda, esta ensalada es una apuesta fresca, deliciosa y lo más importante, ¡realmente fácil de hacer! Tan solo tienes que cortar los ingredientes en dados, mezclarlos todos y sazonarlos con el aceite de oliva, la sal y la pimienta.

Pan pita con aguacate y quinoa

Ingredientes. 4 panes pita integral, 1 taza de quinoa cocida, 1 aguacate, pelado y laminado, 150 grs. de tomates cherry, 35 grs. de cacachuetes picados, 2 cucharadas de cilantro, 2 cucharadas de aceite de oliva, 150 grss. de pechuga de pollo cocida, 1 taza de yogurt natural, un cuarto de taza de aceite de oliva.

Elaboración. Mezclamos la quinoa con el cacahuete y las 2 cucharadas de aceite. En otro recipiente mezclamos el cilantro con yogurt y el cuarto de taza de aceite de oliva, sazonamos y reservamos. Y por último, rellenar el bocadillo de pan pita con el pollo, la quinoa, los tomates cherry y el aguacate.

Guacamole con nachos

Ingredientes. 2 aguacates molidos, 1 tomate grande, pelado y picado fino; 2 cucharadas de cilantro, picado fino; media cebolla morada, picada fina; 1 cucharada de guindilla, picada fina; 3 cucharadas de aceite oliva, sal y pimienta.

Elaboración. Solo tienes que mezclar en un recipiente el aguacate, el tomate, cilantro, la guindilla, la cebolla y el aceite de oliva. Sazonar con sal y pimienta y, por último, servir con nachos, y ¡listo! Es un plato tan delicioso como sencillo.

Los conquistadores debieron traer el aguacate a España sobre el año 1.600 pues se tienen datos del árbol en el Jardín Botánico de Valencia y sobre alguna plantación en la provincia de Málaga en 1770. Asimismo, hubo comerciantes indianos y de familias acomodadas que en los siglos XVIII y XIX se trajeron a España ejemplares de árboles para dar sombra a sus jardines. Posteriormente, empezó su distribución a nivel mundial. En 1924 empezó a implantarse en Málaga, la Estación de Agricultura Meridional, donde en su proyecto inicial se habla de la introducción de frutales exóticos. Es al incorporarse la estación experimental de Torrox cuando se establece un semillero inicial de aguacates hacia los años treinta del siglo pasado. Tanto es así que Málaga lleva ya más de medio siglo cultivando aguacates, un fruto que Europa no deja de demanda y cuyo aceite posee tal contenido de ácidos grasos monoinsaturados que es comparable con el del aceite de oliva en cuanto a su calidad nutricional.

Y es que es rico en minerales como el potasio, el magnesio y pobre en sodio. El potasio es necesario para la transmisión y generación del impulso nervioso, para la actividad muscular normal e interviene en el equilibrio de agua dentro y fuera de la célula. El magnesio se relaciona con el funcionamiento de intestino, nervios y músculos, forma parte de huesos y dientes, mejora la inmunidad y posee un suave efecto laxante. Por su aporte de antioxidantes y grasas de tipo monoinsaturado, se recomienda su consumo especialmente, a quienes tienen mayor riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares. Las grasas monoinsaturadas tienen la propiedad de reducir las tasas de colesterol total en sangre, a expensas del denominado 'mal colesterol', el LDL-c, al tiempo que incrementan los niveles de HDL-c, «el colesterol bueno», que en nuestro cuerpo se encarga de transportar por la sangre el colesterol desde las células al hígado, evitando que se acumule en las paredes de los vasos sanguíneos.