Uno más en Ribafrecha

El párroco del pueblo, Gonzalo García-Baquero, encantado con el pueblo al que le destinaron