Ana Lasheras explica su pincho a la televisión. / L.R.

A las puertas de la gloria

Concursos. Los riojanos no tuvieron suerte ni en el Nacional de pinchos ni en la Copa Jerez

CÉSAR ÁLVAREZ Logroño.

No era el día. El pasado miércoles, la atención gastronómica riojana estaba puesta a varios cientos de kilómetros de la comunidad autónoma.

En Jerez, la pareja de Venta Moncalvillo formada por Juan Pablo Stefanini e Iván Sánchez, después de haber sido los mejores de España, intentaban alcanzar el triunfo en la fase final internacional de la Copa Jerez.

Un poco más cerca, en Valladolid, María José Loro (Divina Croqueta) y Ana Lasheras (Tizona) cocinaron para buscar un puesto de honor para sus Divinino y Deep Impact, respectivamente.

La pareja de Venta Moncalvillo no pudo repetir en la final mundial de la Copa Jerez su éxito nacional

Sin embargo, ninguno de los tres pudo conseguirlo, aunque ello no le resta mérito a su actuación. Estar en las finales ya constituía un éxito. El chef y sumiller de Venta Moncalvillo porque para estar en Jerez habían superado la criba nacional de la que se proclamaron campeones, y Divina Croqueta y Tizona, porque también habían tenido que superar una exigente eliminación previa para poder llegar a cocinar a la Cúpula del Milenio vallisoletana.

En Jerez la victoria se fue para Bélgica de la mano del sumiller Paul-Henri Cuvelier y el cocinero Fabian Bail, del restaurante Paul de Pierre (Maarkedal), que no solo se llevaron la Copa Jerez sino también, a título individual, los premios al mejor sumiller y al mejor cocinero.

Ni Tizona ni Divina Croqueta lograron cautivar al jurado en el Nacional de Pinchos de Valladolid

La victoria en el concurso nacional fue para Alejandro San José, del restaurante Habanero Taquería (en Valladolid), merced a su elaboración denominada Salbut criollo.

El pincho ganador –el mejor pincho de España en 2021– representa la fusión de la cocina española y la mexicana (que ganó el premio mundial) porque el cocinero castellano explicó que su pincho es una infladita de maíz, relleno de carne de cerdo adobado en una receta yucatera y hecho al horno de leña, con una mayonesa elaborada a partir de chile habanero, guacamole, rábano, xnipec, polvo de tortilla quemada y brotes de cilantro.

El segundo lugar en el podio fue para Igor Rodríguez Sanz –un habitual en la fase final del certamen vallisoletano–, del Restaurante El Bandarra, de Mallorca, que ha presentado el bocado Xuxo de porc amb anfos, mientras la tercera posición era para Mitxel Suárez Suso, de Borda Berri (Álava), y en su Txingurri.

Por su parte, el chef David Quevedo, del restaurante Viñedo San Miguel en la localidad de San Miguel de Allende, en el Estado de Guanajuato (México), ganó el V Campeonato Mundial de Tapas celebrado también el miércoles pasado en Valladolid con la participación de dieciséis cocineros procedentes de Europa, Asia y América.