Interior de la renovada cafetería del hotel. / JUSTO RODRÍGUEZ

A la nueva carta

El Hotel Logroño Avenida de Madrid 25, anteriormente conocido como Hotel Las Gaunas, reabre una cafetería totalmente renovada estética y gastronómicamente

REDACCIÓN

La recién y totalmente renovada cafetería del Hotel Logroño Avenida de Madrid 25, anteriormente conocido como Hotel Las Gaunas, se ha reabierto después de un largo período de inactividad y de una profunda obra de remodelación tanto en el hotel como en la cafetería, y tanto a nivel estético como de oferta gastronómica.

Las habitaciones se presentan totalmente renovadas, con baño completo, calefacción, aire acondicionado, potente wifi y televisiones de pantalla plana de 40 pulgadas. Los baños también han recibido mejoras, donde, por ejemplo, se han instalado mamparas en todos ellos.

Prácticamente la totalidad de las 46 habitaciones con las que cuenta el hotel miran a la piscina central del edificio, creando un patio central de ambiente armonioso y distendido, ideal para relajarse después de una dura jornada de trabajo o de visita turística a Logroño.

En la nueva cafetería, encontramos un espacio luminoso y completamente reformado. La principal novedad es la nueva cocina con su amplio ventanal visible desde la cafetería. Los clientes pueden ver en acción al personal de la cocina.

La renovada oferta gastronómica llega de la mano de los chefs Iñaki Grajirena e Ivone Otiniano. Y esta comprende desde una surtida barra de pinchos –tortillas, minis de jamón, bacon, emparedados de jamón y queso con vegetal– hasta una carta donde destacan la ensalada de codorniz escabechada, un sándwich especial en pan brioche con micuit y mermelada de mandarina y canela, o las clásicas patatas bravas con salsa casera. Por supuesto, hay que añadir la selección de postres caseros, como el tiramisú, la tarta de queso y el estupendo brownie de chocolate.

Menú del día

De lunes a viernes, el Hotel Logroño Avenida de Madrid ofrece un soberbio menú del día a un precio de 18 euros, con platos destacados como los caparrones al estilo tradicional, la pasta fresca salteada con shitake y salsa cuatro quesos, o el arroz caldoso de mejillones y gambas con ali oli de ajo negro; de segundo, carrilleras de cerdo en su jugo con patata baby asada en hierbas y chips de yuca, o dorada con verduritas y salsa de cava. Por supuesto, este menú del día incluye un aperitivo de bienvenida, postre, pan, agua y vino. Es un plan ideal para esas comidas de trabajo o de ocio con amigos o compañeros de gremio.

Para sus clientes, el Hotel Logroño ofrece una hora de parking gratuito, con el fin de facilitarles el acceso en la zona de aparcamiento situada en el mismo recinto y a escasos diez pasos de la entrada de la cafetería.