Degusta

La gran noche

Es la noche más esperada por los cocineros profesionales cuyo horizonte mira a la excelencia. Sí, es la noche de las estrellas, la noche de la gala de entrega de estrellas Michelin, una noche que se empieza a calentar dos meses antes, cuando los encargados de la guía 'filtran' la cantidad de nuevos galardones, y comienzan las divagaciones, porras y quinielas, siempre marcadas por las fobias y filias que cada uno de los mortales tenemos hacia nuestros restaurantes favoritos, y también hacia los que en una sola visita desafortunada, nos atrevemos a enterrar. ¡Ay! la condición humana. A partir de aquí, comienza un acto de 'postverdad' en la que cada uno desde su imaginario e influencias, tiene claro quién sí, y quién debe esperar a merecer la gloria. Por supuesto que sabiéndonos en posesión de la verdad, muy por encima de los inspectores, que durante todo el año acuden con sus baremos e indicaciones en una labor ardua y profesional, que no tienen ni deben de explicarnos, porque no olvidemos que no es una votación popular, sino una indicación de iniciativa privada, con unas normas internas, escrupulosamente verificadas in situ, a lo largo de un año las que luego conforman las indicaciones de la guía. Son las 20.25 esto va a empezar! siguen la porras, la red parece una casa de apuestas, rastreamos 'twitter' para ver si alguien de los invitados nos regala un periscope y poder seguir el evento en directo. ¡Vaya! Dani García y Quique Dacosta, se enrollan y nos regalan un directo 2.0, me imagino un gran bingo, en la que cada 'foodie' está en su casa esperando a que canten los números de su cartón, antes de salir el primer número, algún invitado a la gala ha filtrado ya la lista de nuevos estrellados antes de que empiecen a calzarse las chaquetillas blancas, ya llueven críticas, desencantos y alegrías. el 90% de los opinadores no han visitado ninguno de los restaurantes, pero forma parte del juego. ¡Pim pam! Llevan dos minutos y ya se ha filtrado toda la lista de dobles estrellados. ¡Qué ilusión! Entre ellos nuestro querido Jesús Sánchez con su Cenador de Amós, ¡bravo! ¡Vamos que llegan los de tres! Ángel León, Mugaritz, Santceloni. ¡Vaya! tendrán que 'esperar' otro año. El premio gordo vuela a Barcelona, las redes echan humo, en vez de felicitar, el tráfico se dirige en aleccionar a los responsables de la guía, que no se enteran de la película 'porque no han salido los míos'. Y así pasa la noche de las estrellas, cuya resaca se alarga durante la semana, intentando redirigir la realidad. Pues que quieren que les diga, esto es como el aficionado que desde el tendido le gritaba a Rafael de Paula, «el año que viene, va a venir a verte tu madre. y yo!».

Pues eso, que dentro de un año ahí estaremos, disfrutando de una noche mágica, y no sabremos qué pasará, qué misterios habrá, ¡puede ser su gran noche!

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate

© larioja.com

Calle Vara de Rey número 74, bajo (26002) Logroño.
Correo electrónico de contacto digital@diariolarioja.com.

Copyright Nueva Rioja S.A.

TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:

Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.