Bar El Soriano, en la calle Laurel de Logroño. / Justo Rodríguez

Los mejores para el invierno

Soletes. La Guía Repsol otorga a 1.000 establecimientos de España (42 de ellos de La Rioja) sus 'soletes' de otoño-invierno para señalar a los lugares más apetecibles cuando bajan las temperaturas

REDACCIÓN/AGENCIAS

La Guía Repsol ha otorgado a 1.000 bares, cafeterías y restaurantes de España sus 'soletes', la nueva calificación que estrenó el pasado verano. En la temporada otoño-invierno han sido 22 los nuevos establecimientos riojanos con esta distinción que se unen a los 20 que ya contaban con ella.

En concreto, la guía gastronómica lanzó el pasado verano esta nueva calificación de locales que reconocen la calidad de restaurantes, bares y tabernas de toda la vida y populares en todo el territorio nacional.

  • Bares: A tu gusto, Ángel, Barrio Bar, Sebas, Casa Víctor, El Soldado de Tudelilla, El Tirador, La Gota de Vino, La Guarida, La Travesía, Odisea, Porto Vecchio y Soriano (Logroño), Roypa (Ezcaray), Los Caños (Haro)

  • Fast Good: Bococa y Tío Tito (Logroño),

  • Cafetería: Tertulia, Moderno, Victoriano Ninette, Della Sera, Ibiza 1941, Namasté, Papín (Logroño), Suizo (Haro),

  • Restaurantes: Tila (Clavijo), Corona (Villoslada), El Arao, La Arrancadilla, La Trattoría (Logroño), El Refugio (Viguera), La Taberna de Ollauri (Ollauri), La Vida es Sueño, Monte Real (San Román), La Vinoteca (Arnedillo), Los 4 Arcos (Briones), Los Cucharones (Pradillo), Presa de Terroba (Terroba), Terete (Haro), Venta de Goyo (Viniegra de Abajo)

  • Vinoteca: Fuertes Gourmet (Calahorra) y Viura Negra (Logroño)

Un equipo de expertos en gastronomía repartidos por toda España ha seleccionado estos nuevos 1.000 Soletes, que se fijan en lugares más apetecibles cuando bajan las temperaturas, como las cafeterías donde desayunar o merendar con una buena taza de chocolate, las barras que vuelven a cobrar vida, bien surtidas de pinchos y tapas, o las casas de comidas que destacan por sus platos de cuchara y menús del día.

Estos nuevos Soletes se suman a los presentados el pasado mes de junio, una edición cuatrimestral que permite contar con un listado en constante cambio, que se adapta a la temporada para ofrecer las mejores propuestas y para seguir poniendo en valor los lugares más emblemáticos de nuestros barrios y pueblos.

La directora de Guía Repsol, María Ritter, ha señalado que este listado de locales está «vivo y sigue creciendo para seguir dando respuesta a las necesidades de los viajeros que ahora en la temporada de otoño-invierno buscan sitios donde tomar buenos platos de cuchara, un café o un chocolate con churros o cualquier otro plato especial de esos sitios muy conocidos por la gente local pero que muchas veces no aparecen en las guías y que nosotros queremos reconocer y compartir con nuestros lectores».

Los Soletes tienen una clara vocación popular, para que siempre se encuentre una opción que sea apta para cualquier bolsillo y se trata de una recopilación pensada para que tanto los autóctonos como los viajeros descubran dónde comer bien a un precio asequible.

Diseño

El diseño del Solete lleva la firma de Luis Úrculo, encargado también de los Soles presentados en 2019. Así, se ha querido continuar la misma línea gráfica para que esta nueva calificación se relacione rápidamente con Guía Repsol, pero adaptándola al carácter de la nueva calificación: amable, cercano y universal.