Lorenzo Cañas recibe emocionado el Premio Nacional de Gastronomía