Mesa montada en el moderno y acogedor salón modular. / MIGUEL HERREROS

Lardero encuentra un nuevo referente de la buena mesa

'Los Fogones de Aqualar' ofrece una cocina elaborada, en un marco agradable

REDACCIÓN

Lo que hasta ahora era, simplemente, el bar-cafetería de las piscinas de Lardero (con servicio de comidas en verano) se ha convertido en un restaurante que dispone de un apetitoso menú del día entre semana y uno aún más atractivo para los fines de semana.

'Los Fogones de Aqualar' viene para llenar un hueco existente hasta ahora en Lardero, un localidad que pese a superar los 10.000 habitantes no disponía de ningún restaurante del tipo del que el pasado mes de noviembre abrió sus puertas en la instalación deportivas de Aqualar y que está llamado a dar respuesta a buena parte de las necesidades gastronómicas de la localidad, incluso con comida a domicilio.

En un espacio amplio y bien compartimentado con mobiliario de madera que lo hace acogedor, 'Los Fogones de Aqualar' hace una propuesta novedosa en Lardero con dos menús mucho más elaborados de lo que es habitual en este tipo de establecimientos. El nuevo restaurante apuesta por la calidad y la elaboración pese a que el precio solo es de 13,5 euros entre semana y 18, los fines de semana. Aunque la flexibilidad marca la oferta de los festivos porque nunca se trata de un menú totalmente cerrado, sino que se puede optar por todo, una parte, etc.

Cinco platos entre los que elegir el entrante y otros tantos para el principal suponen una buena combinación sobre la que optar, que se complementa con idéntico número de postres. La nota común a todos ellos es clara: se trata de cocina de calidad.

  • Horario De lunes a viernes, de 13 a 21.00 horas. Los fines de semana, de 12.00 a 00.00 horas.

  • Teléfono de reservas 671586545.

  • Menús. Del día 13,5 euros. Fin de semana: 18 euros. Además, dispone de diferentes menús para grupos y distintas celebraciones.

Además, se ofrecen diversos menús de grupos con composiciones y precios diferentes pero sin traicionar la voluntad de ofrecer siempre producto de calidad.

Bajo esa premisa también se ha elegido la carta de vinos, con pocas referencias pero selectas, y se ofrece la cerveza bilbaína La Salve o el café italiano Ily.

El espacio ofrece enormes posibilidades, desde celebraciones hasta reuniones de pocos comensales. La polivalencia del espacio, acompañada de la movilidad del mobiliario, facilitan su adaptación a cualquier necesidad.

Cuando el tiempo lo permite, es posible disfrutar de la terraza exterior y si no, el comedor acristalado permite –desde el calor interior– gozar de la calma que transmite la piscina de Lardero con Logroño y el León Dormido como telón de fondo.