La historia de un chef que llegó a Estados Unidos con 21 años

José Andrés, con su equipo en Puerto Rico. /@Tckitchen
José Andrés, con su equipo en Puerto Rico. / @Tckitchen

REDACCIÓN LOGROÑO.

Nacido en Mieres (Asturias) en 1969, la familia José Andrés se trasladó a Barcelona cuando contaba con cinco años. Apasionado de la cocina desde niño, José Andrés entró en la Escuela de Escuela de Restauración y Hostelería de la ciudad Condal y acabó combinando estudios con 'stages' de aprendizaje en elBulli, ya entonces con Ferran Adrià al frente de los fogones. Hizo la mili en la Marina y, como ayudante de cocina del Juan Sebastián Elcano, viajó por África, el Caribe, Brasil... «Entonces empecé a ver lo que es la pobreza auténtica, la falta de comida», le confesó a la periodista Beatriz Navarro, que explica en un artículo que en Estados Unidos, José Andrés es mucho más que un cocinero famoso o de prestigio. Más que un divulgador culinario, empresario de éxito o la 'personalidad humanitaria' del año como lo ha declarado la Fundación James Beard por su trabajo en la isla de Puerto Rico: «José Andrés es, en el sentido más puramente estadounidense de la palabra, un líder. Su empatía natural le ha permitido trabar amistad con los desheredados del mundo, con pinches de cocina, actores de Hollywood, senadores y presidentes. Trabajó para la Administración Bush y, mucho, con Barack Obama. Sus relaciones con el actual inquilino de la Casa Blanca, con quien rompió sus tratos empresariales después de que llamara violadores a los mexicanos, son más bien malas».

En 1990, con 21 años, José Andrés se trasladó a Estados Unidos y empezó a trabajar en El Dorado Petit de Nueva York. Tras el cierre del restaurante, José Andrés se trasladó a Washington. Allí empezó a trabajar con Rob Wilder y Roberto Álvarez , con los que empezó a trabajar el concepto del restaurante 'Jaleo', que ha sido la bandera de su cocina en Estados Unidos. Ahora tiene 31, varios con estrellas Michelin. José Andrés fue un pionero en la introducción del concepto de las tapa en Estados Unidos y ha crecido a base de innovar formatos gastronómicos.