El mundo gastronómico de Juan Sebastián Elcano

El mundo gastronómico de Juan Sebastián Elcano

San Sebastián Gastronomika, que llega a su XXI edición y que se celebrará del 6 al 9 de octubre en el Kursaal,viajará con Juan Sebastián Elcano y volverá a la capital guipuzcoana con una gran representación de los mejores cocineros de los países que visitó el ilustre marino vasco. Una vuelta al mundo singular de aromas y sabores de todo el globo en la que se presentará la tradición y máxima actualidad de chefs y restaurantes mundiales

Pablo García Mancha
PABLO GARCÍA MANCHALogroño

Juan Sebastián Elcano atravesó infinidad de culturas y tradiciones gastronómicas en un viaje que supuso la primera vuelta al mundo en barco hace 500 años. La idea de la Corona Española era llegar a los territorios de la 'especiería' yendo hacia el oeste para no atravesar los mares de los portugueses desde el Tratado de Alcáçovas.

El viaje de Elcano es una de las mayores gestas de la humanidad: se demostró que la tierra era redonda y se pusieron por primera vez los continentes en su sitio. La cosmografía española midió el mundo. A Magallanes se debe el logro de hallar el «paso» estrecho que une el Atlántico y el Pacífico, con lo que sorteó el muro que el continente americano representaba para la navegación. Pero quien realmente dio la vuelta a la tierra y convirtió en una experiencia lo que hasta entonces no era más que un concepto matemático fue el español Juan Sebastián Elcano, como explica Pedro Insua en su libro 'El Orbe a sus pies': «La 'revolución' de Magallanes y Elcano conmovió al orbe entero al desmoronar a su paso, y de forma definitiva, la antigua concepción de la cosmografía terrestre. La Tierra quedaba ceñida realmente a la escala humana, y su enormidad superada por su conmensuración geométrica (el concepto esférico no dejaba margen a la fantasía ni a la imaginación medievales) siendo ahora, por fin, recorrida. En definitiva, que la tierra es una bola habitable en toda latitud, rodeada de mar, y que gira sobre su eje, dejaba de ser una concepción especulativa o imaginaria, para convertirse en una realidad experimentada por esos dieciocho hombres llegados en la nao Victoria a Sanlúcar de Barrameda el 6 de septiembre de 1522».

Más

Para celebrar semejante acontecimiento de la historia de España que marcó el devenir del mundo, San Sebastián Gastronomika dedica a este vasco de tan gastronómico y cultural apellido su XXI edición (del 6 al 9 de octubre), incidiendo en la presencia internacional del congreso sobre todo en la procedente de los países por los que pasó el ilustre navegante. Para compartir y aprender, sobre el escenario del Kursaal desfilarán algunos de los mejores chefs de Brasil, Argentina, Chile, Filipinas o Indonesia en una radiografía actualizada del crisol de culturas también gastronómicas que se encontró Elcano en 1519. Como su sucesor, otro Elcano, otro vasco, Aitor Arregi, estará atento desde el auditorio.

Una vuelta al mundo singular de aromas y sabores de todo el globo en la que se presentará tradición y máxima actualidad de chefs y restaurantes canarios, brasileños, chilenos o indonesios, y que también contará con invitados ilustres de otras latitudes como los de los restaurantes Plaza Athénée (París, Francia) o Mere (Londres, UK) para ahondar en la idea global del viaje.

Elcano atravesó infinidad de culturas y tradiciones gastronómicas

Gastronomika le dedica su XXI edición, la más internacional

Un congreso único en el que no faltarán los mejores cocineros españoles (también Dani García, en la que será su última intervención congresual antes de convertir su restaurante); un congreso que ya ha abierto inscripciones para poder vivirlo en primera persona y con degustación incluida tras la ponencia; un congreso que completará la ruta de Elcano con más sabor.

El año pasado, Gastronomika cerró con 1.615 congresistas, 55 nacionalidades participantes, 13.412 visitantes feria y 494 periodistas acreditados, lo que convierten a este congreso en una de las principales citas de la cocina en España y en el mundo. «Lo mejor aún está por llegar», comentaba Martín Berasategui al final. Lo mejor de una edición que celebró «la revolución y su relevo natural, y que debe digerirse para no uniformarnos y poder seguir abriendo caminos», como expresó Juan Mari Arzak al recibir el gran premio del evento.