Fungitur, la punta de lanza

Javier Honorato, responsable de Fungiturismo. /Sonia Tercero
Javier Honorato, responsable de Fungiturismo. / Sonia Tercero

Javier Honorato dirige la promoción del hongo y la cultura fungi de Pradejón

Pablo García Mancha
PABLO GARCÍA MANCHALogroño

Javier Honorato es la voz de los champiñones de Pradejón a través del trabajo de promoción que desarrolla desde Fungiturismo: «Es un esfuerzo duro pero apasionante. Estamos logrando objetivos y Pradejón suena en España por su vinculación con el cultivo de champiñón.

-¿Cómo es el trabajo de Fungiturismo?

-Es muy transversal. Por un lado realizamos la promoción de Pradejón como el pueblo líder a nivel nacional de la producción de setas y champiñones y por otro lado, dar a conocer los secretos de los cultivos. También trabajamos en la concienciación de la gente de los beneficios que reportan para la salud el consumo de hongos y mostrar, además, que no hay nada oscuro, químico ni extraño en un cultivo que dada vez tiende a ser más y más natural. El champiñón es uno de los productos menos manipulados del mercado. Al tocarlo amarillea y el cultivador apenas lo roza dos segundos antes de ponerlo en la caja. Fungiturismo es una vía de promoción y difusión a través de la que damos a conocer todas estas características. Para ello están las visitas guiadas que realizamos a los cultivos a lo largo de todo el año, tanto al museo como a los cultivos. Se trata de visitas de una a dos horas de duración. Hay una primera parte más teórica en la que mediante paneles, vídeos y actividades en la que se explica cómo funciona el mundo de los hongos y la forma en la que se imita en los cultivos.

«En Pradejón está la única ruta que durante todo el año permite las visitas a los cultivos»

«En los últimos años hemos aparecido en todas las televisiones nacionales y regionales»

Una parte intermedia donde se desarrolla una degustación y se les hace entrega de recetarios y de libros con información nutricional y, finalmente, una visita a los cultivos tradicionales construidos en los años sesenta y en los que se ve el champiñón, el Portobello, la Seta de Ostra y un par de ejemplares de setas nuevas como la Sitake y la Eryngi. A estas visitas se suma la organización de la feria Fungitur, que desde 2013 colaboramos con el Ayuntamiento en la organización. También realizamos el sistema de promoción. Por un lado, mediante la difusión en redes sociales de las diferentes visitas, artículos del blog o de imágenes curiosas. También organizamos el trato con los medios. En los últimos años hemos aparecido en todas las televisiones nacionales y regionales, además de todas las radios y en infinidad de medios escritos. Lo hemos conseguido sin apenas presupuesto y dando a conocer las singularidades que tiene nuestro pueblo. Finalmente están las charlas ponencias y las 'fungicatas'; cada año acudimos a muchas localidades de La Rioja a maridar vinos y setas. Son muchos frentes.

Un reino por descubrir

Dice Javier Honorato que el reino Fungi es totalmente desconocido, son una mezcla entre el reino vegetal y el animal: «Un champiñón tiene características de ambos reinos. Y eso a la gente le choca. Cómo se reproducen, se alimentan o desarrollan. Todo esto hace que sean muy atractivos. Por otro lado, el turismo en torno a los hongos es muy participativo porque se trata de personas acostumbradas a ir al campo a recolectar y después cocinarlos. Nosotros hemos intentado reproducir dicha actividad dentro del museo, que es muy interactivo porque permite oler, tocar y probar». El museo del Champiñón de Pradejón se puede visitar todo el año y es uno de los valores de La Rioja gastronómica.

-Cuáles son los principales logros que han conseguido.

-Creo que lograr que sea un pueblo con una importante actividad turística. Siempre hemos tenido fama de no ser muy bonito, pero durante estos años lo hemos ido embelleciendo por parte del Ayuntamiento a la vez de dotarlo de recursos turísticos. En Pradejón está la única ruta que durante todo el año permite las visitas a los cultivos. En Pradejón, además, se encuentra el mayor museo urbano de la provincia. Desde que comenzamos con este proyecto en 2013, el Ayuntamiento ha financiado murales de autores nacionales e internacionales. Contamos con más de diez y seguiremos aumentando. Además, a partir de septiembre estará lista para visitar un antiguo calado.