Diez frutas esenciales para saborear salud y naturaleza

Diez frutas esenciales para saborear salud y naturaleza

Un paseo por diez frutas de España | Las frutas son indispensables para la salud, especialmente por su gran aporte de vitaminas, minerales y sustancias de acción antioxidante. Pero además son muy sabrosas y refrescantes en verano

Pablo García Mancha
PABLO GARCÍA MANCHALogroño

La Dieta Mediterránea es una filosofía de vida basada en una forma de alimentarnos, de cocinar los alimentos, de compartirlos, de disfrutar de nuestro entorno y nuestro paisaje, de vivir y de relacionarnos con el medio, de generar arte y cultura, historia y tradiciones vinculados a nuestros alimentos emblemáticos y su origen. Pues bien uno de los alimentos fundamentales de esta dieta saludable y equilibrada son las frutas y España es un país con una diversidad asombrosa aunque en los últimos años ha aumentado el comercio y el consumo de frutas venidas de fuera de nuestras fronteras. Y es curioso, las frutas y verduras que compramos en las fruterías o supermercados no se parecen prácticamente nada a las que cultivaron nuestros antepasados hace miles de años. Por ejemplo, la banana silvestre se cultivó por primera vez hace 7.000 años en Papúa Nueva Guinea y contenía en su interior unas semillas duras y grandes y su color era mucho más verdoso que el de ahora. En la actualidad, los plátanos han sido manipulados genéticamente y el resultado es una fruta con semillas imperceptibles, mejor sabor, más nutrientes y un color mucho más llamativo.

Otro caso es el de los cítricos, que proceden de oriente, China e India, desde donde se extendieron por todo el mundo. En el siglo X los árabes introdujeron en España el naranjo amargo y el limonero, en principio se apreciaron por su carácter ornamental y fue en el siglo XV cuando se empezaron a valorar como frutales. En España los cítricos se adaptaron muy bien al clima levantino sin embargo no hubo plantaciones regulares hasta finales del siglo XVIII. Fue con la introducción de las naranjas dulces cuando se creó el gusto y la afición por el consumo de estas frutas que hasta entonces no existía. Con la tecnificación de los huertos, comenzó la exportación a Francia, Gran Bretaña y otros países europeos casi siempre por comerciantes mallorquines. En poco tiempo la naranja pasó a ser uno de los principales productos de exportación española.

La banana silvestre se cultivó por primera vez hace 7.000 años en Papúa Guinea

Los cítricos proceden de oriente, China e India, desde donde se extendieron por todo el mundo

Las sandías tienen su origen en África y llegaron a los mercados en 1600.

Orígenes y salud

Otro ejemplo son las sandías, que tienen su origen en África y se convirtieron en un alimento muy común en los mercados en 1600. El aspecto que tenían entonces era muy distinto de las actuales. Su interior era verde y con unas semillas más grandes. Hoy, las sandías tienen un aspecto mucho más jugoso y su interior ha pasado a ser de color rojo.

Las frutas son indispensables para la salud, especialmente por su gran aporte de vitaminas, minerales y sustancias de acción antioxidante. Junto con las verduras y hortalizas, son casi fuente exclusiva de vitamina C. La gran diversidad de especies, con sus distintas propiedades organolépticas (aquellas que apreciamos mediante los sentidos, como el sabor, aroma, color y textura) y la distinta forma de prepararlas, hacen de ellas productos de gran aceptación por parte de los consumidores.

La ciruela claudia, sabor y dulzura

La ciruela de la variedad Claudia Reina Verde es una de las frutas más típicas de La Rioja, y se caracteriza por su dulce sabor y por su predisposición a ser secada para convertirse en pasa. Estas se comercializan envasadas, y, en el caso de las ciruelas pasas, el proceso de deshidratación se realiza siguiendo las técnicas tradicionales, protegiéndola de las condiciones ambientales lo antes posible. Es rica en antioxidantes, que previenen los radicales libres causantes del envejecimiento y de enfermedades cardiovasculares. Asimismo, contiene fibra, sorbitol y otras sustancias que previenen el estreñimiento y son saciantes.

Peras de Rincón, las mejores del mundo

Las Peras de Rincón de Soto presentan un calibre, una dureza y un grado de azúcar superiores a las de otras zonas de España. En su superficie se aprecia un verde más intenso y es característico el russeting (herrumbre superficial), que se produce de forma natural debido a la evaporación de la humedad provocada por las habituales nieblas de la zona. Pasan estrictos controles en su cultivo, selección, acondicionamiento, envasado y etiquetado, de tal forma que el consumidor tiene plenas garantías de la procedencia y calidad del producto. Ricas en vitaminas A, B, C, D y E, en calcio y en fibra, cuentan con un alto poder antioxidante.

El intenso aroma del Plátano de Canarias

El Plátano de Canarias se trata de un producto único, del que viven 8.224 productores independientes que desarrollan el cultivo en 9.100 hectáreas en seis de las islas del archipiélago. El clima subtropical permite un proceso de maduración de hasta seis meses. Su historia se remonta a comienzos del siglo XV, cuando llegaron las primeras plataneras a estas islas procedentes del sudeste asiático. Según la IGP, en estos momentos se producen unos 375 millones de plátanos por campaña. Su sabor dulce intenso, como resultado de su alto contenido en azúcares y su bajo contenido de almidón.

El secreto de los melocotones de Calanda

El melocotón de la DO Melocotón de Calanda ha alcanzado su prestigio en el mercado además de por su gran tamaño, por su excelente sabor y dulzura. Cada melocotón de la DO en los últimos 2 meses de crecimiento es embolsado uno a uno en el propio árbol. Madura dentro de una bolsa protectora que garantiza su pureza ya que no entra en contacto con ningún tipo de productos fitosanitarios ni con agentes externos. Hay noticia de la producción de Melocotón de Calanda en documentos medievales y en 1895 el botánico J. Pardo dio una descripción del proceso de producción de esta fruta.

Las fresas 'borbónicas' de Aranjuez

Su cultivo fue potenciado por la Casa de Borbón y se tiene constancia de este desde el siglo XVI. La fresa de Aranjuez es superior a todas en aroma y sabor. Un fruto exquisito, delicado, rico en vitamina C y dotado de un gran aroma. Altamente cotizado y buscado por el consumidor debido a su excelente calidad. Durante los últimos años el cultivo de la fresa de Aranjuez ha tendido a desaparecer debido a la gran cantidad de mano de obra que necesita, a su delicadeza, a ser muy vulnerable a las heladas. Es deliciosa y es además una gran fuente de antioxidantes y antinflamatorios con muy pocas calorías. Merece la pena conocerlas.

La crocancia de la manzana reineta berciana

Dicen que la Manzana Reineta del Bierzo tiene cinco veces más vitamina que cualquier otra manzana. Actualmente, hay 100 hectáreas de cultivo, con 95 productores inscritos en la DOP y seis empresas de conservación y envasado. Y una curiosidad, para garantizar los estándares de calidad se lleva a cabo periódicamente un proceso de cata, en el que se mide la crocancia, la jugosidad y la harinosidad de esta fruta. Además, se cuantifica la concentración de azúcar y de ácido málico de las manzanas. Su introducción en el Bierzo, al igual que la viña y el castaño, se debe a la colonización de esta comarca por el Imperio Romano.

El tradicional melón de La Mancha

El melón 'piñonet' o 'piel de sapo' es uno de los cultivos característicos de la comarca natural Mancha, en la que constituye un buen complemento para las explotaciones familiares agrarias, cuyos ingresos proceden principalmente de la viña y los cereales. Estos melones es caracterizan por su dulzor, la alta jugosidad y la escasa fibrosidad de su carne. Su cultivo fue introducido en La Mancha por los árabes. Las referencias más antiguas son las recogidas en el 'Tratado Agrícola' de Ibn Bassal al-Tulaytubí, que reinó en los reinos taifas de Toledo (1043-1075). La llanura de aluvial manchega propicia su crecimento y maduración.

Las cerezas 'picotas' del Jerte

La 'picota' es una variedad de cereza originaria del Valle del Jerte, en el norte de Extremadura, donde se cultiva tradicionalmente desde el siglo XVII. Es la cereza más apreciada por su sabor y calidad superior. Se caracteriza por no tener rabito, puesto que se queda prendido en el árbol durante la recolección. Son cultivadas artesanalmente entre montañas de más de 2.000 metros de altitud, en tierras fértiles, regadas por arroyos de aguas cristalinas y respirando aire puro. Es más dulce, más crujiente y de color rojo oscuro y la más buscada por la profundidad de su sabor.

El sabor a moscatel de las pasas de Málaga

La D.O. Pasas de Málaga ampara las uvas pasas obtenidas mediante el secado al sol de frutos maduros de la variedad Moscatel de Málaga o Moscatel de Alejandría, cosechada y secada en la comarca de la Axarquía o en la subzona de Manilva. En las pasas persiste el sabor a moscatel propio de la uva de la que es originaria, que se ve reforzado por un intenso aroma retronasal. El secado natural al sol es el tradicional de la zona y el único permitido por el Reglamento, de manera que hace que el producto mantenga unas características organolépticas que la hacen inigualables en sabor, textura y color.

La chirimoya, aroma tropical en España

La chirimoya es una fruta tropical de pulpa refrescante y muy aromática, con sabor dulce ligeramente ácido que recuerda a una mezcla de piña y plátano, o al sabor de la pera. Es muy fácil de comer, se parte en dos mitades y se toma la pulpa con una cuchara, evitando las semillas. En la actualidad, se cultivan en Andalucía unas 3.000 hectáreas de chirimoyas con una producción en torno a las 40.000 toneladas y un valor económico que asciende hasta los 48 millones de euros. Entre el 85 y el 90 % de la producción se comercializa en el mercado español.