Teresa Riaño, Eduardo Villar y Nuria Gómez en la panadería Horno Arguiñano de Logroño junto a algunos de sus panes y repostería artesana. / Justo Rodriguez

El secreto está en la masa madre

La panadería Horno Arguiñano de Logroño ofrece artesanía y salud

Diego Marín A.
DIEGO MARÍN A. Logroño

Aunque Horno Arguiñano se fundó en 1990, Eduardo Villar Romo no tomó las riendas del negocio hasta el 2006. Actualmente, Eduardo Villar es presidente de la Asociación de Fabricantes y Expendedores de Pan de La Rioja y vicepresidente de la Confederación Española de Organizaciones de Panadería, además de impulsor de la marca colectiva de calidad Pan Sobado de La Rioja y miembro, con su empresa, de Artesanía de La Rioja.

Formado primero en Barcelona, Sevilla y París, primero ejerció de obrero y después, tras pasar por las prestigiosas escuelas Richemont de Lucerna (Suiza), Cast Alimentari de Brescia (Italia) y Akademie Deutsches Bäckerhandwerk de Weinheim (Alemania), adquirió Horno Arguiñano y le dio un nuevo impulso como gerente. «Empecé de cero, con nuevos conceptos sobre la panadería, nuevos tipos de cereales (kamut, espelta, trigo sarraceno, centeno...), así que introduje un cambio total en la panadería hasta elevar el pan a la categoría de alimento saludable, mostrando a la clientela la analítica del pan», explica Eduardo Villar, quien ha viajado mucho ofreciendo su visión sobre el concepto del pan del futuro y asesorando a las panaderías, en la última ocasión en Croacia.

  • Horno Arguiñano

  • Qué panadería artesana.

  • Dónde avenida de la Paz, 72; en Logroño.

  • Teléfono 941232968.

  • Web hornoarguinano.com

  • Horario de lunes a viernes, de 5 a 15 y de 18 a 20.30 horas; y sábados y domingos, de 5 a 15 horas.

«Hemos pasado de que el pan sea un mero acompañamiento en la mesa a ser parte fundamental. A parte de comer, estamos ofreciendo salud», expone Eduardo Villar, y es que, no obstante, el panadero riojano señala que «según la FAO, el pan es el único alimento con el que el ser humano puede sobrevivir». Así que comer un buen pan es muy importante.

«El pan es el único alimento con el que el ser humano puede sobrevivir»

«Un pan de panadería bien hecho aporta salud y contribuye al buen comer»

Actualmente Horno Arguiñano elabora panes de diferentes tipos, como los de masa madre de espelta, camu, centeno, con avena... «Todos ellos, antes de que entrara en vigor el Real Reglamento del Pan, eran técnicamente fiables al mismo. De hecho, yo colaboré en Bruselas y con el Gobierno de España para sacar adelante esta normativa», asegura Villar. Y no solo eso, gracias a él ahora podemos presumir de contar con una autóctona marca de calidad como el Pan Sobado de La Rioja. «Sobre todo quisimos impulsar el pan en las degustaciones gastronómicas, por eso ahora en casi todas está presente», apunta Villar.

«Un pan de panadería bien hecho aporta salud, conocimientos, y contribuye al buen comer. A menudo le damos importancia a muchas cosas pero no al pan, que nutricionalmente es un complemento a la alimentación del ser humano», destaca Villar.

Pero Horno Arguiñano no solo elabora pan, también ofrece repostería artesana, como turrones, tejas y «unas torrijas espectaculares». Además, «hemos sido elegidos como una de las mejores panaderías de España que elaboran roscos de Reyes», asegura Villar. No solo realizan todo tipo de pastelería, incluso los postres tradicionales (rosquillas de San Blas, huesitos de santo...), también trabajan por encargo.