Ramón, el rey de las verduras

Ramón Piñero, chef de la Cocina de Ramón, con algunas de las verduras que sirve en su local de la Calle Portales de Logroño. /Justo Rodriguez
Ramón Piñero, chef de la Cocina de Ramón, con algunas de las verduras que sirve en su local de la Calle Portales de Logroño. / Justo Rodriguez

La Cocina de Ramón renueva su apuesta por la cocina verde con su menú especial de verduras y abre todos los días menos el domingo

Pablo García Mancha
PABLO GARCÍA MANCHALogroño

Ramón Piñeiro no puede comprenderse a sí mismo sin las verduras: «Es una vocación y además las amo», explica un cocinero premiado y trabajador que ha logrado dotar a la Cocina de Ramón de una personalidad en el centro de Logroño. «Siempre me había imaginado mi propio restaurante; llevo ya unos cuantos años con él y estoy feliz trabajando en esta parte de la ciudad con la influencia máxima de la plaza de Abastos, que la tengo a un paso y que me describe de alguna manera la felicidad que encuentro a la hora de cocinar», explica.

La Cocina de Ramón continúa dando placer a sus comensales: «Una de las cosas que más felices nos hace a todo el equipo es comprobar la manera en la que la gente confía en nosotros. Tenemos algo maravilloso que es una buena base de clientela habitual que se ha identificado con nuestra forma de entender la gastronomía, con nuestros productos, con el equilibrio de las cocciones y con una manera de cocinar en la que no renunciamos ni al clasicismo tradicional ni al empleo de técnicas y presentaciones nuevas y originales».

La Cocina de Ramón
Dirección
Portales, 30.
Telf
941 28 98 08.
Horarios
Abierto de lunes a sábado (cierra el domingo y miércoles por la noche).
Ofertas
'Menú de verduras' (con siete pases), por 39 euros; y 'Menú chuletón', por 35 euros.

Porque para Ramón Piñeiro la técnica es fundamental: «He tenido la suerte de formarme con grandes maestros, de trabajar en el Portal del Echaurren y Marqués de Riscal con Francis Paniego y comprender la filosofía de la cocina de vanguardia, de la cocina de autor, de la cocina en la que buscas algo más. Pero tampoco renuncio a la tradición», subraya.

La biblioteca de Ramón Piñeiro está repleta de libros de cocina: «Me he comprado muchos desde hace bastantes años. Tengo joyas y es la base de la culinaria española de todos los tiempos. El conocimiento es esencial y no voy a renunciar nunca a él, aunque a veces el día a día te coma; hay que sacar el trabajo, las nóminas, atender a los proveedores. Es fascinante, es mi vida».

La cocina de Ramón tiene novedades en los horarios: «Hemos decidido cerrar los domingos y mantener el resto de los días abiertos excepto los miércoles por la noche». Pero además tiene la oferta de dos menús temáticos muy llamativos. «El de las verduras nos encanta porque define a la perfección nuestro sentimiento gastronómico. Consiste en siete pases, con tres verduras de entrada que dependen de la temporalidad que yo me vaya encontrando. Hay cosas como puerros de la huerta de Varea cocinados al vacío y aliñados con crema de almendras, anacardos y panceta riojana crujiente. Hay un plato que le llamamos Verduras del Mercado de San Blas con sus diferentes cocciones salteadas con ajo, jamón, gel de espinacas y guisantes o las cebolletas tiernas asadas a baja temperatura con huevo de corral escalfado y frito en pando, soja, nueces de Pedroso, pasas y brotes tiernos».

Remata Ramón con media ración de pescado, media de carne, un pre-postre y un postre. «Creemos que está muy bien y la gente sale encantada, que es lo que buscamos en nuestro local».