Los hermanos Alfonso y David Herce de Blas, en Pastelería La Clavelina del paseo de la Constitución en Arnedo, muestran uno de sus turrones crujientes. / Diego Marín A.

Manjares para cada ocasión

Pastelería La Clavelina ofrece en Arnedo y Quel dulces y repostería especial para la Navidad

Diego Marín A.
DIEGO MARÍN A. Logroño

Alfonso y David Herce de Blas han heredado el oficio de su madre, María Ángeles, una auténtica emprendedora que hace más de treinta años puso en funcionamiento un obrador en Quel. En 1996 los hermanos Herce de Blas siguieron los pasos de su madre abriendo una pastelería en Arnedo, en la que elaboran bollería, repostería y heladería. De hecho, en el 2010 formaron parte de la selección española que participó en la Copa del Mundo de Heladería celebrada en Rímini (Italia) y en la que lograron elaborar el mejor helado.

«Somos una pastelería familiar que hemos ido creciendo profesionalmente, primero contábamos con un pequeño despacho de pasteles y ahora con un espacio más amplio con cafetería», expone Alfonso, quien detalla que «hemos ido profesionalizando las elaboraciones y buscando nichos de mercado». Y es que en La Clavelina siempre se encuentra la repostería tradicional de temporada, lo mismo torrijas que rosquillas de San Blas o roscones de Reyes, además de sabrosos 'panetones', turrones y pasteles. «Todo lo hacemos nosotros», especifica Alfonso, y señala que «en cada campaña tenemos algo muy significativo, incluso por San Valentín».

Guía

  • La Clavelina

  • Qué pastelería.

  • Dónde paseo de la Constitución, 65, en Arnedo; y avenida de La Rioja, 19, en Quel.

  • Teléfonos 941384750 (Arnedo) y 941403100 (Quel).

  • Web www.laclavelina.com

Uno de los dulces más característicos de La Clavelina son los turrones elaborados con mazapán, trufa, mojito, nuez, naranja, de chocolate relleno con vino o cava... y los crujientes. «Este año les hemos dado un aire nuevo, en formato de tubo, y son de caramelo, avellana, almendra... y que funcionan muy bien», describe David.

«Todo lo elaboramos nosotros. En cada campaña tenemos algo muy significativo»

«Somos una pastelería familiar que hemos ido creciendo profesionalmente»

Para Nochebuena y Navidad los hermanos Herce de Blas recomiendan los turrones y tartas, para Nochevieja «cambia el concepto, la cena es más informal y los postres suelen ser más ligeros, además de tomar sorbete», mientras que para Reyes no hay duda de cuál es el postre a elegir, el roscón.

«Para nosotros es una época de mucho trabajo y le dedicamos el 80% del tiempo. Nuestro rosco es de masa madre, con dos fermentaciones, y cuesta 24 horas elaborarlo. Empezamos el día 2 y ninguno de nuestros roscos pasan más de cinco horas en la tienda, son horneados, rellenados y vendidos», asegura Alfonso.

Los sabrosos panetones de La Clavelina. : / Diego Marín A.

Los llamativos y apetitosos pasteles de La Clavelina, en Arnedo. / Diego Marín A.