Mario Pérez, Ángela Montoya y Laura Santamaría, de Lácteos Martínez, durante la feria de París.

Elaboración tradicional y sabor mundial

Lácteos Martínez participa con Quesos Los Cameros en la bienal 'gourmet' Feria de Quesos y Productos Lácteos de París

REDACCIÓN

Lácteos Martínez ha participado en la Feria de Queso y Productos Lácteos de París, la gran cita bienal del queso y los productos lácteos, con su marca Los Cameros. En la décimo sexta edición de este salón 'gourmet' España fue el país invitado y allí estuvieron presentes 47 productores e instituciones españolas, incluido Quesos Los Cameros.

La empresa familiar Lácteos Martínez-Queso Los Cameros, maestros queseros desde 1961, con sede en Haro, cuenta con una importante proyección internacional que le facilita estar presente en más de una veintena de países. Es por eso que su presencia en ferias como esta, pero además en Colonia, Alimentaria y la también parisina Sial, es importante puesto que la empresa riojana cuenta con un buen mercado de exportación en Alemania y EEUU. «En Francia también vendemos, pero es un mercado más directo», explica Ángela Montoya, responsable de Marketing de Lácteos Martínez.

En la Feria de Queso y Productos Lácteos de París, que se celebra dentro de la Feria Nacional de Agricultura y Ganadería de Francia, Quesos Los Cameros mostró todas sus elaboraciones: quesos con corteza natural añejos Señorío de Cameros, DOP Quesos de Cabra Los Cameros, DOP Queso Camerano y el Queso de Oveja Curado Artesano La Mochila DOP Manchego, además de sus quesos tiernos.

«Es una feria con un producto acorde a nuestros quesos, con un público más 'gourmet'»

«En exportación vendemos más los quesos curados y añejos, y en España, el mezcla semicurado»

En la Feria de Queso y Productos Lácteos participaron 288 expositores de catorce países distintos (trece europeos y Estados Unidos). Además de la anfitriona, Francia, y del país invitado, España, no faltaron productos procedentes de lugares con mucha tradición quesera como Italia, Suiza, Reino Unido e Irlanda, y de algunos menos conocidos como Bulgaria o Estonia.

Curación de los quesos con el método tradicional francés

Desde Lácteos Martínez-Quesos Los Cameros destacan la elevada calidad de la Feria de Queso y Productos Lácteos de París y subrayan una peculiaridad: «Los quesos con corteza natural son muy típicos en Francia, por lo que los productos de nuestra quesería encajan a la perfección y son muy valorados». De hecho, las cortezas naturales son una de las señas de identidad de la marca riojana, que emplea para la curación el método tradicional francés, en el que se desarrollan los mohos de afinado en la corteza. Uno por uno, cada queso se cepilla y se le aplica baños con aceite de oliva. Distinguirse es importante, y en esta feria parisina se valoran los quesos de mezcla, realizados con más de una leche. Grandes productores como Francia e Italia suelen elaborar con leche de un solo animal y aprecian la diferenciación, como la del Queso de Mezcla Semicurado Los Cameros, «un producto sabroso gracias a la leche de vaca, oveja y cabra», y medalla de Oro en los World Cheese Awards; o el Queso de Mezcla Curado 'Etiqueta Roja' Los Cameros, «un queso equilibrado gracias a la leche de vaca, oveja y cabra», que ha sido medalla de oro en los últimos World Cheese Awards.

A la última edición de este escaparate 'gourmet', la de 2018, acudieron 7.644 visitantes profesionales de 48 países. «Es la tercera edición en que acudimos, lo llevamos haciendo desde 2016, y aunque es una muestra pequeña, cuenta con un producto acorde a nuestros quesos, con un público más especializado, más 'gourmet', así que nos interesa acudir porque los franceses son muy consumidores de queso, pero también acuden distribuidores y representantes de restaurantes y tiendas de otros países», explica Ángela Montoya.

El queso, plato único

En el puesto de Lácteos Martínez-Queso Los Cameros no faltó el Queso de Oveja Curado Los Cameros, reconocido con una medalla Super Gold, la máxima distinción en los World Cheese Awards 2019, lo que le acredita como uno de los 84 mejores del mundo, ni tampoco el Queso de Cabra Curado Los Cameros, medalla de plata en el mismo certamen.

«En exportación vendemos más los quesos curados y añejos, mientras que en España consumimos más el mezcla semicurado. Ahora mismo, en nuestro país, el queso está pasando de ser un ingrediente, un acompañante, a ser protagonista, empezamos a degustarlo en una tabla, con un vino o una cerveza, como plato único», expone la responsable de Marketing de Lácteos Martínez.