Por la calle del éxito

Moncho Sáenz, Daniel Rodríguez, Daniel La Orden y Manolo Hernández, socios junto a Miguel Ángel Rodríguez, de La Rúa Brewery, posan con el galardón. /Miguel Herreros
Moncho Sáenz, Daniel Rodríguez, Daniel La Orden y Manolo Hernández, socios junto a Miguel Ángel Rodríguez, de La Rúa Brewery, posan con el galardón. / Miguel Herreros

La cervecera riojana La Rúa Brewery consigue un galardón de plata en la Barcelona Beer Challenge gracias a su La Rúa Babylon negra

Víctor Soto
VÍCTOR SOTOLogroño

Más de 1.200 cervezas, 22 países, 69 categorías... y un premio para una cervecera riojana. La Barcelona Beer Challenge cuenta sus cifras por miles. En una de las ferias referentes del mundo de los lúpulos en el sur de Europa, la joven cervecera riojana La Rúa Brewery se alzó con el galardón de plata en la categoría de 'cervezas de invierno'. La 'imperial stout' Babylon conquistó al jurado con su contundencia y sus matices. Y es que La Rúa no sólo hace cervezas, sino que hilvana historias. «Nuestra sede está en Albelda y para crear la Babylon pensamos en los orígenes árabes de la localidad. Por eso elaboramos una cerveza negra como un postre árabe, con toques de almendra, miel y dátiles», explica Daniel La Orden, uno de los responsables de la firma.

La iconografía de la marca y sus referencias (ocho en total) hunden las raíces en La Rioja. Y, en una tierra de vino, a la cerveza le cuesta un poco hacerse camino. «Sabemos que La Rioja va a estar siempre asociada a los vinos, pero eso no es necesariamente malo», asegura Moncho Sáenz. «La cerveza y el vino no son excluyentes ni competencia», apunta Daniel Rodríguez.

LOS DATOS

Nombre y tipo de cerveza
La Rúa Babylon, una 'imperial stout' con cuerpo, negra y toques de almendra, miel y dátiles.
Galardón
Medalla de plata en la Barcelona Beer Challenge 2019 en la categoría de 'cervezas de invierno'.
Elaboradores
La Rúa Brewery, con sede en Albelda, elabora actualmente ocho referencias.

Lo importante es fabricar buenos productos y, como las bodegas, salir al mundo. La Rúa ya exporta a China y está abriéndose a Europa y América. «Cervezas hay muchas buenas, pero productos, no tanto. Creemos que las cosas deben tener alma y La Rúa tiene mucha, con el imaginario de La Rioja que le da personalidad», incide Rodríguez.

Los socios en el bar La Rúa del parque San Adrián.
Los socios en el bar La Rúa del parque San Adrián. / Miguel Herreros

Así, como los monjes elaboraban sus licores con recetas propias, estos cerveceros riojanos de corta experiencia pero largo futuro también trabajan con mimo sus mezclas. De momento, el público responde y premios como el de Barcelona son un acicate para seguir un camino que empieza por «crear cultura de cerveza», como señala Manolo Hernández. «La cerveza parece llevar implícito el concepto 'barato'. El vino se cuida más. Afortunadamente cada vez hay más gente interesada en este mundo, más exigente, experta y preocupada por lo que bebe», concluye.