Donde el café es puro arte

Laura Martínez, una de las baristas más premiadas de La Rioja, en la barra de Cafetería Robusta./Justo Rodriguez
Laura Martínez, una de las baristas más premiadas de La Rioja, en la barra de Cafetería Robusta. / Justo Rodriguez

Cafetería Robusta se erige como una de las mejores de España, y ofrece variedades de Kenia, Etiopía, Colombia y El Salvador

Diego Marín A.
DIEGO MARÍN A.Logroño

A finales del pasado año la cafetería Robusta de Logroño se trasladó al local contiguo al habitual en la calle Múgica y hoy se acerca ya a los diez años de servicio, convertido en una referencia no solo local o regional sino nacional en el café. Su responsable, Laura Martínez Antolino, puede que sea la barista más formada y titulada por el Instituto Español del Café y el Robusta se sitúa ya como una de las veinte mejores cafeterías del país. «Al cambiar de espacio decidimos incluir más cafés de especialidad porque hasta entonces solo teníamos dos variedades, siempre uno de Kenia y variando con el otro, a veces de Honduras, de El Salvador...», expone Laura Martínez Antolino.

La nueva localización ha permitido rediseñar el espacio dedicado al café, con una máquina de la que solo disponen cinco establecimientos hosteleros a nivel nacional y molinos nuevos y más rápidos. «Intentamos explicar a los clientes cada vez que piden un café cuáles son las variedades que tenemos y sus características porque hay mucha gente que prefiere, en lugar de uno fuerte, uno más dulce», explica Laura, de tal manera que, asegura, «estamos consiguiendo que cada vez que un cliente viene a tomar un café él mismo elija el que más le gusta, ya sea un 'macchiato' de El Salvador o un 'capuccino' de Etiopía». Para proporcionar la máxima calidad y el óptimo sabor, con todos sus matices, Laura elige el tueste del café. «Hay que buscar un equilibrio», valora, porque cada variedad tiene sus propias características. Por ejemplo, actualmente dispone del habitual café de Kenia, con sabores cítricos; de El Salvador, más dulce; y de Etiopía, con mucha acidez; además del descafeinado, que es de Colombia y «está lavado naturalmente, sin aditivos». «Nos gustan mucho los cafés africanos. Solo trabajamos con café de especialidad y cada tolva tiene uno. Los tostamos nosotros mismos», detalla Laura, quien también subraya que dejan reposar el producto y realizan catas antes de servirlo. También catan la leche, conscientes de que «los complementos también tienen que ser buenos». De esta manera la cafetería Robusta está incluida en la guía 'Quiero café', que incluye a las mejores del país. «Todos los años te evalúan y no bajamos el listón para mantenernos en esa lista, buscando los mejores cafés para continuar ofreciendo el mismo servicio», advierte Laura.

De esta manera el Robusta se ha caracterizado, además de por una tortilla de patata muy premiada (ganadora del I Concurso de Tortillas 'Degusta' organizado por Diario La Rioja), por ofrecer un buen café, algo que, paradójicamente, no es habitual. «Cuando empezamos con la hostelería ofrecíamos el mismo café que los demás. Fuimos al primer curso en Barcelona y nos dimos cuenta de las malas costumbres que teníamos todos. A partir de entonces apostamos por el café de calidad y por trabajar bien para ofrecer un café en condiciones», recuerda Laura.

Así, esta profesional del café ha conquistado, entre otros, el VIII Campeonato Barista Fórum del Café de La Rioja celebrado en el Basque Culinary Center de San Sebastián en 2013 y ha sido dos veces tercera en el Campeonato Nacional 'Latte Art'.