Damas y caballeros de la Solear

Arriba, José Ignacio Echeverría junto a Rosario Pérez Barbadillo, así como detalles de Bodegas Barbadillo. Y sobre estas líneas, las nuevas damas y caballeros de la Orden de la Solear. / B.B.
Arriba, José Ignacio Echeverría junto a Rosario Pérez Barbadillo, así como detalles de Bodegas Barbadillo. Y sobre estas líneas, las nuevas damas y caballeros de la Orden de la Solear. / B.B.

Bodegas Barbadillo nombra 'embajador' al riojano José Ignacio Echeverría

Diego Marín A.
DIEGO MARÍN A.Logroño

José Ignacio Echeverría Cámara lleva toda su vida dedicada al vino, primero como distribuidor de Bodegas AGE y comercial de los vinos de Pernod Ricard durante más de 40 años y ahora, desde hace 18, como distribuidor en La Rioja de Bodegas Barbadillo. Logroñés «de la calle Mayor» -especifica-, de 66 años, recientemente ha sido nombrado Caballero de la Orden de la Solear. Esta distinción se ha concedido, en el 40 aniversario de Bodegas Barbadillo, a figuras como la cantante Estrella Morente, el torero Javier Conde y el futbolista Nolito, así como a otras diez personas, como José Ignacio Echeverría, por su labor de dar a conocer este vino en La Rioja, sobre todo en Logroño.

«Cuando lo probé, me enamoré, aunque sea riojano», asegura Echeverría, quien añade que «me causó una gran impresión el carácter humano que tienen los responsables de Bodegas Barbadillo, por lo que esta distinción la valoro más a nivel personal». Con estos nombramientos Bodegas Barbadillo reconoce y «pone en valor el esfuerzo y la constancia que llevan a cabo los galardonados en su entrega y dedicación a la Manzanilla y los valores que representan el vino y la gastronomía».

GUÍA

Bodegas Barbadillo
Historia
Fundada en 1821 en Sanlúcar de Barrameda, es una bodega familiar productora de las denominaciones, Jerez-Xeres-Sherry, Brandy de Jerez, Vinagre de Jerez, Vinos de la Tierra de Cádiz y Manzanilla-Sanlúcar de Barrameda, además de en Somontano y Ribera del Duero.
Web
www.barbadillo.com.

El compromiso, iniciado en 1979, dice: «En Bodegas Barbadillo, y en el claustro de la Orden, presto juramento y digo que la Solear será mi manzanilla y mi vino, que no habrá otro en mi mesa, ni otro daré a mis amigos. Si no cumplo mi promesa, me lo demanden mis hijos, y donde quiera que vaya tenga el agua por castigo». Aquel año fue el punto de partida de esta orden de Sanlúcar de Barrameda (Cádiz), que cuenta como damas y caballeros a personalidades como Felipe Benítez Reyes, José Manuel Caballero Bonald, Beatriz de Orleans, José Mercé, Pasión Vega, María Galiana, Juan Echanove, Jesulín de Ubrique, Juan José Padilla...

No obstante, la historia de Bodegas Barbadillo se remonta a casi dos siglos atrás, a 1821, mucho antes incluso de que se creara la denominación Manzanilla. De ahí nacen vinos como La Pastora y Manzanilla Solear, origen de la Orden sanluqueña. «Su larga crianza biológica, con seis años bajo velo de flor, otorgan a Manzanilla Solear una plenitud que hace que, a día de hoy, siga siendo un vino de gran complejidad y muy elegante», describen los responsables de la bodega.

«Algo diferente»

Para el director de Ventas en la zona Norte de Bodegas Barbadillo, Víctor Santos, ser caballero de la Orden de la Solear, como es ya el riojano José Ignacio Echeverría, «supone ser un embajador de nuestra marca, él lleva dieciocho años con nosotros y ha realizado una labor estupenda y muy importante difundiendo nuestros vinos». «La manzanilla de Barbadillo es, además de una alternativa distinta en el mundo del vino, algo diferente», señala Víctor Santos, sin olvidar que Castillo de San Diego, «una de las otras marcas de nuestra bodega, es el vino blanco más vendido de España desde 1985».