De la cumbre a la solidaridad

María Marte ha cambiado el Club Allard de Madrid por un proyecto de solidaridad y desarrollo en su país, República Dominicana. :: Orlando Barría/
María Marte ha cambiado el Club Allard de Madrid por un proyecto de solidaridad y desarrollo en su país, República Dominicana. :: Orlando Barría

Tras abandonar el Club Allard, María Marte saca su vena más solidaria

REDACCIÓN

La creatividad es el papel más importante en la cocina porque te permite transformar», explica de manera tajante María Marte, la cocinera que casi de la nada logró dos estrellas Michelin en el Club Allard y que ahora se dedica a llevar la cocina dominicana (su país de origen) por todo el planeta. «Cambiar los nombres de los platos o minimizarlos no te hace creativo». Y en ese punto puso en una conferencia como ejemplo algunos platos dominicanos como el moro de habichuelas (arroz con habichuelas) y que algunas personas llaman 'morito'. Para María Marte, que ha logrado que mucha gente -especialmente en Europa- conozca la esencia y los sabores de la comida dominicana, los platos deben ser titulados por sus nombres, «aunque suenen raros». También juega un papel muy importante la presentación de la comida, afirmó la chef. María Marte también quiere ayudar a «elevar» la gastronomía dominicana que, a su juicio, tiene mucho potencial, pero también «mucho por crecer y por avanzar. En la República Dominicana tenemos gastronomía, simplemente tenemos que ser un poquito más creativos y transformar», dijo tras la ponencia 'Elevar la gastronomía, un compromiso de todos'.

En ese sentido, precisó que la República Dominicana es un destino turístico: «A un turista hay que darle más porque ellos son muy exigentes y está bien que exijan porque vienen a un país turístico donde van a gastar dinero, donde quieren pasarlo bien, de donde quieren llevarse buenos recuerdos en todos los sentidos».

Una historia de película
Un sueño
Llegó a España con 24 años desde República Dominicana. Entró a trabajar en un restaurante para fregar y años después era primera chef y tenía dos estrellas Michelin.
Con todo el éxito
Ha regresado a su país de origen y se dedica a la promoción de la cocina como modo de desarrollo para jóvenes.

El pasado mes de enero, la chef dominicana decidió cambiar las cocinas del Club Allard por un proyecto impulsado por ese restaurante para formar a jóvenes mujeres sin recursos como cocineras, y a la protección de plantas comestibles autóctonas de su país.

«La creatividad es muy importante porque con ella puedes transformar»

«Cambiar algunos nombres de los platos o minimizarlos no te hace creativo»

Marte, sin embargo, no se desvinculó del Club Allard, ya que el importe del premio Innovación Eckart 2017 que ella y la directora del restaurante, Luisa Orlando, recibieron en septiembre de 2017, se ha dedicado a apoyar la labor de la 'Escuela Serranía' ubicada en su ciudad natal Jarabacoa, al norte de la República Dominicana. Dicha decisión la tomó para dedicar más tiempo a su familia, pero también «porque sentía la necesidad de que tenía que hacer algo más y no quedarme cómoda donde estaba sino aportar algo más a mis raíces, a la sociedad dominicana. Todo empezó a partir del premio Eckart, que fue el premio que me abrió esa parte de la solidaridad», apuntó.

El proyecto consiste en enviar jóvenes de escasos recursos de la 'Escuela Serranía' a prepararse al Club Allard, en Madrid, donde Marte entró como lavaplatos y ascendió hasta jefa de cocina, revalidando entonces las dos estrellas Michelin del restaurante. «Son niñas de tan escasos recursos que, al igual que yo, vivían soñando con cruzar el charco, conocer a alguien, entonces por qué no darles la oportunidad» de prepararse en cocina, se preguntó la reconocida chef, que ha recibido diversos galardones como el Premio Nacional de España al Mejor Jefe de Cocina.

Marte destacó el hecho de que estas jóvenes hayan podido viajar a España, un país que, a su juicio, «sigue siendo la cuna de la gastronomía. Donde hay oportunidades para crecer», afirmó. María Marte no se detiene y, aparte de este proyecto, tiene varias propuestas para desarrollar en la República Dominicana, aunque, afirmó, «todavía no tenemos nada en concreto. Estamos evaluando lo que mejor se adapte y sea mejor para mi carrera».

 

Fotos

Vídeos