Colgar la toga por los fogones

MIGUEL LORENCIMadrid

Con 27 años Fernando Alcalá se consagró ayer en Madrid Fusión. El joven chef del marbellí restaurante Kava fue catapultado al futuro como cocinero revelación, al ganar la XVII edición de un concurso que por primera vez tenía siete aspirantes. Alcalá se impuso a María Gómez, de Magoga (Cartagena) y a Clara Puig y Borja Susilla, joven dúo al frente de Tula Jávea (Alicante). Los demás candidatos fueron Joaquín Serrano, de Efímero (Madrid); Rafel Muria, de Quatre Molins (Cornudella de Montsant, Tarragona); Jorge Moreno, de Voraz (Alicante), y Rebeca Barainca y Jorge Asenjo de Galerna (San Sebastián).

«A pesar de su juventud, este es el premio a una trayectoria, y Kava y Alcalá darán que hablar», dijo José Carlos Capel, presidente de Reale Seguros Madrid Fusión y portavoz de un jurado con 80 profesionales de la cocina y el periodismo gastronómico. Joven y prometedor abogado, Alcalá colgó la toga por los fogones y el mandil. Renunció a una brillante carrera jurídica y a un bufete de Zúrich para dirigir su propio restaurante en su natal Marbella.

Chef autodidacta, ha viajado por medio mundo para estudiar la esencia de las múltiples cocinas que fusiona con su raíz local. Con la cultura propia de un gourmet entusiasta de los vinos y las viandas, brinda en Kava una carta de diez platos que cambia cada mañana a partir de los ingredientes locales «que trata con una técnica y creatividad que entusiasman y con los que se reinventa a diario» según el jurado.

La cocina de María Gómez, de 31 años, realza lo esencial sin artificios. Con equilibrio y elegancia, sus recetas armonizan ingredientes del Campo de Cartagena con los pescados y mariscos del Mediterráneo y las frutas y hortalizas del Segura. «Domina los arroces y aporta a sus platos frescura, técnica, modernidad y tradición», según el jurado.

Clara Puig y Borja Susilla, de 30 y 29 años, llevan dos temporadas ofreciendo su peculiar cocina en Tula, su diminuto restaurante. Formados con Marcos Morán (Casa Gerardo) y Quique Dacosta, el pescado es la estrella.