Cocinar por las ramas

Uno de los cocineros del Mint Cafe, de Arizona. :: /Efe / BEATRIZ LIMÓN
Uno de los cocineros del Mint Cafe, de Arizona. :: / Efe / BEATRIZ LIMÓN

El Mint Café de Arizona, un restaurante único en el mundo donde todo lleva cannabis

EFE

Raúl Molina, un mexicano de 46 años asentado desde los ocho en Estados Unidos, asegura que el cannabis es el «negocio del futuro», aunque para él es el del presente y muy lucrativo gracias a su Mint Dispensary, un lugar único en Arizona donde se pueden comprar hasta alitas de pollo aderezadas con THC. Molina se precia sobre todo del restaurante de comida para llevar Mint Café, pero en este emporio de la planta de la marihuana, ubicado en Guadalupe, un barrio latino de Tempe, y frecuentado cada día por aproximadamente un millar de personas, hay de todo. Una inmensa vitrina de pared a pared exhibe los cerca de 10.000 productos que se ofrecen en el negocio, desde infusiones hasta camisetas y recuerdos con el cáñamo (cannabis sativa) como motivo.

Mint Café, abierto en 2018, fue el primer restaurante en todo el mundo en ofrecer platos para llevar hechos con la planta de la marihuana como uno de sus ingredientes. «Nosotros fuimos los primeros en abrir a nivel mundial, hace poco supe que acaban de abrir un restaurante similar en Europa», comenta con orgullo Molina, que nació en Ciudad Juárez. El empresario, que antes se dedicaba al negocio de la venta de automóviles, está a punto de abrir otros dispensarios y restaurantes similares en Massachusetts, Michigan, Nuevo México, California, Misuri, Florida y Nueva Jersey.

«Vamos a ver qué logramos de acuerdo a las leyes de cada estado», dice. Para poder ingresar a Mint Dispensary es necesario presentar una tarjeta médica vigente, pues el restaurante como su nombre indica está dentro de un dispensario de marihuana de uso medicinal. «Hacemos cosas diferentes en comparación con otros dispensarios, tratamos de crear una experiencia, un lugar donde pueden encontrar cosas qué ver, tenemos diferentes productos, la cocina está en un área abierta, hay una zona dónde educamos y otras donde la gente observa cómo procesamos productos de alta calidad».

«Se ve a los chefs preparando desde elaborados postres hasta alitas de pollo aderezadas con THC»

La cocina está a la vista y el visitante puede ver a los chefs con sus delantales preparando desde elaborados postres hasta alitas de pollo aderezadas con THC (tetrahidrocannabinol), el componente psicoactivo del cannabis.

«El 9 % de la ventas viene del restaurante, lo que se vende más son las hamburguesas y la pizza nada más empieza la temporada de fútbol americano, pero también hicimos comida mexicana el cinco de mayo, una de las principales festividades de México».