Cocina típica riojana en La Laurel

Ramón Piñeiro, Carolina y el resto del equipo del nuevo restaurante 'La Parrilla Riojana', de la calle Laurel. /Justo Rodriguez
Ramón Piñeiro, Carolina y el resto del equipo del nuevo restaurante 'La Parrilla Riojana', de la calle Laurel. / Justo Rodriguez

El cocinero Ramón Piñeiro abre el nuevo restaurante La Parrilla Riojana

Diego Marín A.
DIEGO MARÍN A.Logroño

El cocinero Ramón Piñeiro se ha formado en las cocinas de El Portal del Echaurren y Marqués de Riscal, junto a Francis Paniego. Hasta ahora se podía disfrutar de sus creaciones en La Cocina de Ramón, su restaurante en la calle Portales de Logroño, pero ahora acaba de desdoblarse para abrir un nuevo establecimiento en La Laurel. «Llevaba bastante tiempo detrás del local porque es amplio y tenía ganas de entrar aquí, que es como la 5ª Avenida de la gastronomía en La Rioja», confiesa Ramón Piñeiro.

Después de veinte años de residencia en nuestra región, advierte que se ha 'riojanizado' y por eso su nuevo restaurante, La Parrilla Riojana, en el número 17 de la calle del Laurel de Logroño, pretende ser una referencia en la comida tradicional de La Rioja. «La apuesta es por un restaurante de cocina tradicional riojana con toques de cariño y producto local, con mucha selección y elaboración», describe.

La Parrilla Riojana

Dirección
calle del Laurel, 17, Logroño.
Teléfono
941 211 604.
Menú
29 euros (IVA incluido) para comidas y cenas los días laborables.
Carta
entrantes, pescados, guisos, asados y carnes a la parrilla, todo apto para celíacos.

El local, donde antes se situaba el Asador El Muro, es fácilmente reconocible porque las cortinas son de los colores de la bandera de La Rioja. El menú que se oferta en la entrada tampoco deja lugar a duras. Por 29 euros, para los días laborables, tanto en comida como cenas, tomatas de Logroño con ventresca, puerros de la huerta al carbón, chorizo riojano a la parrilla y pochas guisadas con trufa de entrantes, un segundo a elegir entre chuletillas de lechal a la parrilla y bacalao a la riojana y postre, incluyendo además pan, agua, vino y café.

«Yo echaba en falta un restaurante así en Logroño, de cocina tradicional riojana, sin contemplaciones, con guisos típicos, verduras, un solo pescado, como es el rodaballo, además del bacalao a la riojana, y algún día también trucha porque está en el recetario tradicional; y más carne, como las chuletillas, cordero, sangrecilla...», detalla Ramón Piñeiro. En la cocina del establecimiento cuenta con parrilla tanto para carnes como para pescados, así que desea utilizarla para ofrecer a los comensales chuletillas a la brasa asadas verdaderamente al sarmiento. «Y solo tenemos vinos de Rioja y aún champán, pero también disponemos de todos los cavas de La Rioja. Aquí hay unos blancos de Rioja estupendos, así que, ¿por qué traer un verdejo?», expone el cocinero.

La idea es que La Parrilla Riojana sea «un restaurante donde todo el mundo se sienta cómodo, más informal que La Cocina de Ramón, donde cambiamos los cubiertos cada vez que un cliente levanta la mano, con platos al centro para compartir y postres clásicos, como la tarta de queso, el flan con nata y helado de vainilla, sorbete y arroz con leche». «Queremos ser un restaurante de referencia tanto para la gente de Logroño y La Rioja como para los de fuera, que sepas a lo que vas, que si te tapas los ojos sepas claramente dónde estás por lo que estás comiendo», apunta Ramón Piñeiro, quien subraya además que La Parrilla Riojana pretende ser «un restaurante bondadoso».