Es clave seguir el patrón de la dieta mediterránea durante todo el año

El pan sobado de La Rioja es buenísimo para la dieta mediterránea. :: l.r./
El pan sobado de La Rioja es buenísimo para la dieta mediterránea. :: l.r.

P.G.M. LOGROÑO.

Es importante seguir un patrón de dieta mediterránea todo el año, también en verano: aceite de oliva; consumo diario de frutas y verduras; pan y otros alimentos procedentes de cereales (pasta, arroz y especialmente sus productos integrales) o legumbres; moderar el consumo de carnes rojas y procesadas sustituyéndolas por pescados y huevos; promover la ingesta de alimentos poco procesados y favorecer el de alimentos frescos. En esta época hay abundancia de frutas y hortalizas que, además de hidratarnos, son muy bajas en calorías. A media mañana y a media tarde son buenos momentos para tomar piezas de fruta o porciones de sandía o melón que, aunque tengan un sabor muy dulce, tienen un bajo aporte de azúcares, pudiendo, también, consumirse por las personas con diabetes. Si se quiere controlar el peso, deberían eliminarse completamente todas las bebidas que aporten calorías (refrescos azucarados, bebidas alcohólicas o bebidas 'sin alcohol') y sustituir el azúcar por edulcorantes que no aporten calorías. Pueden sustituirse por agua, bebidas 'light o sin azúcar' e infusiones. Y, además, limitar (no eliminar), también, la cantidad de grasa y que la que se consuma sea fundamentalmente aceite de oliva.

 

Fotos

Vídeos