Charla de tinta y pucheros

Javier Romero, autor del libro 'Cocina familiar', y el escritor Andrés Pascual, en un momento de la conferencia que ofrecieron 'mano a mano'. /Justo Rodriguez
Javier Romero, autor del libro 'Cocina familiar', y el escritor Andrés Pascual, en un momento de la conferencia que ofrecieron 'mano a mano'. / Justo Rodriguez

Javier Romero presentó en Logroño su libro 'Cocina familiar' mediante una ilustrativa conversación con el escritor Andrés Pascual

IÑAKI GARCÍALogroño

Javier Romero y Andrés Pascual son dos profesionales de éxito. Cada uno en su ámbito. Uno escribe platos y otro cocina libros. ¿O era al revés? Da igual. Los dos comparten la pasión de disfrutar con lo que hacen y, cuando se juntan, algo bueno sale. Así se demostró durante la presentación en Logroño del libro de Romero 'Cocina Familiar', estructurada a través de una conversación entre ambos en la que también participaron los asistentes a la Casa del Libro.

Seguramente, si a Romero le hubiesen dado a elegir un lugar en el que charlar con Pascual hubiera optado por una mesa camilla, donde, desde siempre, se han reunido los seres queridos a comer. «La mesa es el último reducto que nos queda a la familia para compartir un momento juntos», afirmó el escritor. Y para el cocinero, Andrés Pascual es un ser querido pese a que su amistad, tal y como reconocieron, es bastante reciente. «Nos conocimos en una gala», recordaron.

Entre ambos hay igualmente una gran dosis de admiración. Así lo demostró el autor de 'A merced de un Dios salvaje' al comenzar el acto leyendo un fragmento de la solapa del nuevo libro del cocinero. «A los cincuenta años y tras tres décadas en los fogones, Javier Romero, como tantos otros españoles al comienzo de la crisis, se quedó en paro», leyó. «Tras un periodo de indecisión tomó la determinación de salir adelante divulgando sus conocimientos por las redes sociales», añadió. «Hoy tiene un canal de cocina con más de cuatro millones de seguidores en redes sociales y da conferencias a futuros 'bloggers' para mostrarles las posibilidades que ofrece Internet», concluyó.

«El mundo está para los valientes, tengan la edad que tengan», afirmó el cocinero

«La mesa es el último reducto que nos queda a la familia para compartir un momento juntos», dijo Romero

Pascual aseguró al mismo tiempo que «estar con Javier es como sentirte en casa», destacando ese componente familiar que rodea el trabajo del cocinero, quien lanzó igualmente varios mensajes a los presentes. Aseguró que durante estos últimos años había tenido que aprender de los jóvenes para enseñarles lo que él sabía y había comprendido que no hay que tener miedo a Internet. «El mundo está para los valientes, tengan la edad que tengan», afirmó antes de preguntarle a su compañero de conversación qué recetas de la gastronomía riojana iba a incluir en su próximo trabajo. Ante esa cuestión, Pascual recordó que en su última novela ya aparecen algunas como menestra, fardelejos, mazapanes de Soto o una cazuela de huevos con tomate. «Para la próxima, me quedan las chuletillas», apuntó el escritor poco antes de que Romero le recomendara no olvidarse de la sobada riojana y alguno de los asistentes le citara las patatas a la riojana.

Entre anécdotas y chascarrillos, el autor de 'Cocina Familiar' habló precisamente de eso, de su familia, y de cómo su abuela se las había apañado para alimentar a sus 16 hijos. Tanto ella como su madre han sido grandes referentes del cocinero y a ellas les dedica un libro que incluye 200 recetas caseras. De las de toda la vida. Ésas que seguro que Andrés Pascual y Javier Romero compartirán en muchas otras conversaciones futuras para dibujar así charlas de tinta y pucheros.

 

Fotos

Vídeos