La 'food truck' The Way. / LR

Día 20

El camino de la hamburguesa

Con la furgoneta gastronómica de The Way, llega el desenfado a las mesas del día 20, el toque canalla en la cocina con sabor a vaca premium y parmesano, a pollo y a chuletón

REDACCIÓN

El Camino de Santiago avivó los vientos de cambio en la vida interior y exterior del hostelero Diego Casas. Paso a paso y arriesgando, como sucede con los primeros, abrió su propia ruta. El arrojo del calagurritano lo convirtió en uno de los pioneros de las 'food trucks' en España.

A la vera del Camino que él mismo completó, la furgoneta gastronómica más canalla de estas tierras inició hace un lustro el rito de la comida ambulante. Elaborar y vender los productos in situ, cara a cara con los comensales callejeros, repartir viandas y buen rollo, es la esencia de esta aventura.

Las hamburguesas, emblema de su cocina móvil, han marcado el camino hacia la popularidad espontánea, después oficializada por un reconocimiento institucional al desempeño de Casas como emprendedor del mes. Su apuesta es sencilla, pero valiente. Carne de primera calidad para elaborar un producto con alta demanda en los ambientes distendidos que esperan al otro lado de la carretera semana tras semana.

Hamburguesas primorosas de queso cabrales a la sidra, de vaca con parmesano, de chuletón... El espíritu innovador de Casas, sin embargo, se declara en sus reconocidas hamburguesas de gin tonic. The Way tiene sello de autor. Y buena música para envolver el escenario.

El alma culinaria de cualquier fiesta también lo será de La Terraza de Diario LA RIOJA el día 20. Animará el vermú con un aperitivo de nachos y alimentará la velada con sus viandas estrella. En el menú, tres suculentas opciones encerradas entre pan y pan. Las hamburguesas de vaca premium con parmesano y de chuletón, con un peso de 200 gramos, y las de pollo (150 gramos) llevan la comida rápida a otro nivel.

La cebolla caramelizada, los brotes tiernos, unos dados de tomate bien aderezados con sal y aceite, y la salsa especial misteriosa de la casa, desatan, sin enmascarar la calidad de la carne, la locura en el paladar.

'Plaza' estacional

Siempre innovadores, arriesgando, The Way se ha desdoblado. La carretera sigue abierta para conectar eventos y personas. Pero el mercado de la plaza El Raso de Calahorra se ha convertido en su casa para seguir jugando con propuestas atrevidas y originales. Domiciliado en una pescadería antigua, entre verdulerías, carnicerías y fruterías, el camino iniciado hace cinco años cambia completamente en forma de gastrobar. La primera imagen es rompedora.

En el establecimiento de la plaza de Abastos no se cocinan las reputadas hamburguesas. Se sirven vermús, cervezas y mucho laterío. Esta evolución es tan loca que ya ha captado el interés de propios y extraños. The Way es un pequeño oasis para el jornalero, así como un gran divulgador de la música rock y el indie en espacios desacostumbrados. Recientemente, el nuevo programa de Cuatro, 'Planes Gourmet', ha rendido visita a los nuevos dominios del producto enlatado.

Sardinas, berberechos, navajas y mejillones, anchoas, atún, bacalao, gulas o pulpo son algunas de las conservas que integran una carta tan singular. Las latas son presentadas con el punto alocado que necesitan en un lugar como este.