Las brasas del Restaurante Asador Ochavo

Valentín nos muestra una forma diferente de comer bacalao