El bocadillo de calamares madrileño pierde al padre

E. P.

Alfredo Rodríguez, el dueño del mítico restaurante 'El Brillante' que popularizó el bocadillo de calamares en Madrid, murió el pasado lunes en la capital a los 67 años. La Academia Madrileña de Gastronomía lamentó la muerte de «una de las personas que más han contribuido a la fama de uno de los bocados más populares en Madrid».