El binomio La Laurel y San Mateo

Diferentes instantes y rincones de La Laurel, en Logroño, un referente gastronómico de la capital riojana y más durante las fiestas de San Mateo. :: /Azcona Diseño/J.R.
Diferentes instantes y rincones de La Laurel, en Logroño, un referente gastronómico de la capital riojana y más durante las fiestas de San Mateo. :: / Azcona Diseño/J.R.

Tradición, esencia y gastronomía se aúnan en este referente gastronómico

REDACCIÓN

Disfrutar durante horas de la zona de Laurel es, sin duda, una de las tradiciones logroñesas más arraigadas que existen hoy en día. Y si el calendario marca las fechas estivales de septiembre, esta tradición se convierte casi en rutina. Las fiestas de San Mateo se viven en la calle y eso nos lleva a pensar directamente en La Laurel.

Quedadas para el almuerzo con la cuadrilla, el vermú con la familia, cenas con la pareja o, simplemente, charangas, peñas y ambiente en las calles durante el rato de tapeo. ¿Qué sería de las fiestas sin el 'chiquiteo'? Adolfo Sáenz, presidente de la Asociación de Hosteleros de la Zona de La Laurel, confiesa que «lo que hace especial a La Laurel es la historia que se respira en sus calles; contamos con más de 100 años de tradición, en los que esta parte del Casco Antiguo de Logroño ha estado siempre llena de amigos y familiares que se han reunido aquí en las ocasiones especiales, por eso creo que esta zona y la fiesta de San Mateo no se pueden concebir la una sin la otra».

La Laurel

Dónde
calles San Agustín y Laurel y travesías Albornoz y del Laurel en el Casco Antiguo de Logroño.
Cuándo
los bares abren desde las 11.30 hasta las 17.00 horas y desde las 19.00 hasta las 00.30 horas.
Cuantos
74 establecimientos hosteleros se citan en toda la zona de La Laurel.

El abanico de posibilidades que ofrece La Laurel para las fiestas es tan amplio como los perfiles de los visitantes que recorren sus calles. Almuerzos, 'vermús toreros', comidas copiosas, incontables tapas y buen vino hacen de sus bares y restaurantes los preferidos y más transitados por los logroñeses en estas fechas señaladas. «Aunque este año el 'chupinazo' es por la tarde, y los logroñeses no empezarán la fiestas con el clásico almuerzo de huevos fritos con chorizo, seguro que se acercan después del trabajo a comenzar aquí la fiesta», considera Adolfo Sáenz, quien, además, confía en que las peñas de la capital riojana continúen favoreciendo el impulso del corazón de Logroño como base central de los actos programados en las próximas fiestas de San Mateo.

Durante los últimos años, la fama de La Laurel ha traspasado nuestra región y se ha hecho un hueco en el mapa de la gastronomía a nivel nacional e internacional. «Estar entre las zonas de tapas más importantes de toda España ha hecho que los hosteleros de nuestras calles estén constantemente buscando la excelencia en sus cartas, por eso cada vez vemos más innovación y elaboración en los pinchos y en los caldos de Rioja que podemos disfrutar», explica Adolfo Sáenz, y subraya que los establecimientos hosteleros de La Laurel trabajan «siempre aunando la tradición y la calidad de los productos de la tierra». De esta manera, «la oferta que existe hoy en día en La Laurel es, sencillamente, brutal», declara Sáenz.

La Laurel ha sido, es y será una de las señas de identidad más reconocibles de Logroño, incluso de toda La Rioja, y durante las fiestas de San Mateo se convierte en el lugar favorito de autóctonos y visitantes. Unas calles en las que nadie se siente forastero.