Begoña Rodrigo y la riqueza gastronómica de los ríos

REDACCIÓN LOGROÑO.

La chef valenciana Begoña Rodrigo pretende despertar la curiosidad del público por la cocina fluvial en Madrid Fusión, enseñarla, darla a conocer, «y no sólo los pescados fluviales, sino también los vegetales fluviales comestibles». La alta gastronomía ha apostado fuerte por la riqueza de los ríos, por pescados que, como señala Rodrigo, tienen un alto potencial «ya que algunos de ellos contienen mucha grasa y bien utilizados pueden pasar perfectamente por carne, o incluso ofrecen resultados sorprendentes aplicándoles la técnica del salazón». Pero no sólo la gastronomía sale ganando con la incorporación de los pescados de agua dulce a las cocinas, también lo hace nuestra salud, pues la relación de ácidos poliinsaturados es mucho más equilibrada en estos pescados que en los de agua salada. Además, otra importante cuestión está también sobre la mesa: la sostenibilidad. Señala Rodrigo que los cocineros tienen «la obligación y la responsabilidad de poner en valor el territorio y aprovechar lo mejor de él de una forma responsable», para evitar así situaciones como las que están viviendo nuestros mares, una sobreexplotación «que debe parar, si no mucho antes de lo que imaginamos habrá muchas especies que desaparecerán». El alto conocimiento gastronómico actual es, según la chef de La Salita, «lo que debe ayudarnos a ser más generosos con nuestro entorno, diversificando orígenes y aprendiendo a trabajar con otros productos». Es así como han entrado en su cocina anguilas, percas, lucios, lampreas, tencas, barbo, cangrejos de río y otros pescados de agua dulce.

 

Fotos

Vídeos