Arrieros maragatos

Carlos Maribona
CARLOS MARIBONA

Ya conocen el dicho de que Madrid es el primer puerto de mar. Frase tópica que, como ocurre con todos los tópicos, es perfectamente discutible. Pero lo que no se puede discutir es que la variedad y calidad de mariscos y pescados que llegan cada día a Mercamadrid desde todas las costas españolas no tiene parangón. Nada hubiera sido posible sin el esfuerzo de varias generaciones de arrieros maragatos que tradicionalmente controlaban el negocio del pescado en la capital. Uno de estos fue Santiago Gómez, que abrió en 1890 La Astorgana, una céntrica pescadería. Su nieto, Evaristo García, nacido en plena Maragatería, llegó a Madrid en 1942 con apenas nueve años para trabajar en esa pescadería en la que también estaba su padre.

El joven Evaristo empezó repartiendo pescado con una cesta al hombro por domicilios del barrio de Salamanca. Cinco años después ya atendía los pedidos telefónicos. Su vida cambió cuando su padre compró en 1956 Pescaderías Coruñesas. Una empresa fundada en La Coruña en 1911 y trasladada a Madrid en 1917. A partir de ese momento, Evaristo demostró su habilidad para los negocios. Bajo su dirección Coruñesas creció hasta convertirse en lo que es actualmente, un imperio de los productos del mar. Fallecido el año pasado, pocos días antes de que se declarase la pandemia, Evaristo ha sido el indiscutible rey del pescado.

Con la colaboración de sus hijos, Norberto, prematuramente fallecido, Marta, Diego y Paloma, Pescaderías se consolidó como una gran empresa. Evaristo decidió entrar también en el negocio de los restaurantes para poner en valor sus pescados. Compró El Pescador y años más tarde O'Pazo, una de las grandes marisquerías madrileñas. Luego llegarían Filandón y un catering.

Y ahora, recién abierto, con la dirección de Abel Valverde, surge Desde 1911, homenaje al legado familiar y a aquellas generaciones de arrieros y pescaderos. No se han escatimado detalles. El horno de leña diseñado especialmente para pescados o las prensas creadas para sacarles los jugos al estilo de las que se emplean para la caza, marcan las diferencias.

Cada día se cambian las propuestas con el mejor pescado y marisco que haya entrado en Coruñesas, que es casi decir el mejor que haya llegado a la capital. Una de las aperturas más destacadas de este año en Madrid. Y en el recuerdo, Evaristo García y sus antepasados maragatos, que bien merecen este homenaje.