El alma de lo rural en el encuentro Cocinas de Pueblo

Productores artesanos y cocineros unen y relatan sus experiencias en el encuentro 'Cocinas de Pueblo' organizado por los Hermanos Echapresto y que se celebra durante todo el día de hoy en Venta Moncalvillo

Pablo García Mancha
PABLO GARCÍA MANCHALogroño

Cocineros y productores. El entorno rural de la gastronomía más apegada al paisaje. La unión de los cocineros que son embajadores de los productos y las pequeñas producciones locales que se asoman a las cartas de los restaurantes. Una circularidad cercana y necesaria para que todo tenga sentido en una serie de pequeños restaurantes (Venta Moncalvillo, Culler de Pau -O Grove-, Lera -Castroverde de Campos-, Solana -Ampuero-) que están relatando desde primera hora de la mañana sus experiencias en torno a la búsqueda de dichos productos de su propio entorno.

Comenzó la mañana con José Ángel Abad, de 'La Tahúlla Bio', De Alfaro, una empresa que lleva alimentos ecológicos certificados a la mesa de los consumidores: «Potenciamos a los pequeños agricultores de nuestro entorno para que desarrollen su esfuerzo en una agricultura limpia de pesticidas y respetuosa con el entorno y la biodiversidad. Realizamos una programación conjunta de los cultivos y nos comprometemos a comercializar la totalidad de la producción».

Diferentes momentos de la jornada. / Justo Rodriguez

Los hermanos Echapresto, organizadores el encuentro, han ofrecido una ponencia titulada 'Cocina y sala al 50%', en la que relataron su filosofía y las razones por las que decidieron quedarse en su pueblo hace 23 años y fundar un restaurante: «Nos quedamos aquí por el amor a nuestro pueblo. Queríamos ser emprendedores y no teníamos ningún tipo de conocimiento. Todo lo que hacíamos tenía un buen fin, aunque nos equivocamos muchas veces, las heridas que nos hicimos fueron esenciales para aprender de nuestros errores y crecer», ha explicado Ignacio, cocinero de Venta Moncalvillo.

«En Daroca de Rioja es imposible poner una wifi en condiciones. Reivindico que tengamos la posibilidad de trabajar en los entornos rurales en igualdad de condiciones» Ignacio Echapresto

Carlos ha subrayado un dato impresionante: «Este proyecto nació para que se sostuviera una familia y 23 años después somos 16 familias las que viven del restaurante» y, además, puso en valor lo que significa Venta Moncalvillo para Daroca: «Fijación de población joven, reconocimiento y popularidad, curiosidad (el pueblo más pequeño del mundo con una estrella Michelin) y la proyección de cara al futuro y también hacia el exterior de La Rioja». Estos pequeños restaurantes «somos locomotoras de nuestras zonas».

Previa

Ignacio Echapresto también ha hecho una reivindicación muy ilustrativa «En Daroca de Rioja es imposible poner una wifi en condiciones. Reivindico que tengamos la posibilidad de trabajar»

La mañana prosigue con Álvaro Garrido, de Ventosa, donde tiene su empresa de colmenas trashumantes 'Campomiel' y después se desarrolló una mesa redonda de productores, bodegueros y artesanos, con la presencia de Toño Navarro (alfarero), Miguel Martínez (bodeguero) y el propio Álvaro Garrido.

Justo Rodriguez

Después ha sido el turno para los cocineros Nacho Manzano, de Casa Marcial (La Salgar-Asturias); Luis Alberto, del restaurante Lera Lera (Castroverde de Campos-Zamora); Javier Olleros de Culler de Pau (O Grove-Galicia) y Nacho Solana, de La Bien Aparecida (Ampuero-Cantabria).

Por la tarde noche se va a realizar un homenaje a dos de los grandes pioneros de la cocina española: Benjamín Urdain y Custodio López Zamarra, cocinero y sumiller del restaurante madrileño Zalacain, que fue el primero de la cocina española que logró tres estrellas Michelin.

Justo Rodriguez

Cuando Carlos comenzó con el vino en 1999 organizó un cursillo con otros sumilleres e invitaron a Custodio Zamarra. Gracias al gran maestro de la sumillería tuvieron la oportunidad los dos hermanos de ir a Zalacaín, donde Ignacio pudo trabajar unas semanas al lado del legendario Benjamín Urdiain.