Alma de Extremadura

Toño Pérez, en la cocina de Atrio. :: /Isabel Valdés
Toño Pérez, en la cocina de Atrio. :: / Isabel Valdés

La cocina de Atrio deslumbra en un nuevo libro de Montagud

Pablo García Mancha
PABLO GARCÍA MANCHALogroño

Gastronomía, a través de una cocina directa, elegante y refinada en la que la tradición extremeña y la modernidad más desenfada dialogan en armonía. Arquitectura, por la que un moderno y deslumbrante edificio brilla con luz propia en el corazón de una ciudad en la que vive la historia. Enología, en el alma de cada botella en una de las bodegas más majestuosas y sobrecogedoras de España. Todo ello es Atrio, la casa en la que Toño Pérez y José Polo ejercen de anfitriones perfectos; y todo ello está plasmado en negro sobre blanco en la nueva obra de Montagud Editore.

Dice Toño Pérez que la sensación que genera una relación establecida a través de la comida es inigualable, y que le hace sentir libre. Esta reflexión podría extrapolarse con facilidad a cada elemento arquitectónico que conforma el hotel y restaurante Atrio, y también a cada botella que puebla la imponente bodega que se encuentra en su interior. Estos tres ejes -gastronomía, arquitectura y enología- propician día a día que lo que puso en marcha junto a José Polo en 1986 como un sueño en pareja se alce en la actualidad como un referente indiscutible a nivel nacional e internacional.

Lo avalan huéspedes y comensales maravillados, y también la crítica más avezada e influyente. «Llaman la atención, tanto en el hotel como en el restaurante, todos esos detalles a veces mínimos que son los que configuran el verdadero lujo», afirma Carlos Maribona, del diario ABC.

Así se plasma en todas y cada una de las 272 páginas de las que se compone esta nueva obra. Se desgranan con mimo y sabiduría gracias a la colaboración de tres maestros de ceremonias de excepción: el cocinero Ferran Adrià, el arquitecto Rafael Moneo y el bodeguero Telmo Rodríguez. Todo, con los textos del periodista Julián Rodríguez y 175 fotografías de Mikel Ponce.