Cómo usarlo:

Se cuece igual que el arroz; usando dos partes de agua por una de grano. Tiene una textura adecuada para falsos risottos, porque la película que genera al cocer acentúa la sensación de cremosidad. También se puede usar en guarniciones y combinado con verduras. Al ser blando, podemos molerlo para hacer harina (también se puede comprar). Las crepes bretonas ('gallettes') se elaboran con esta harina, y también los fideos soba.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos