Embuchados: crujientes y sabrosos

:: / JUSTO RODRÍGUEZ
:: / JUSTO RODRÍGUEZ

Hay dos formas de tratar los embuchados: bien o mal. No existe el término medio. O se hacen al momento o el asunto estará mal puesto sobre la barra. En el Vinissimo lo hacen bien. Un buen embuchado, la plancha lista para cocinarlo en el momento. Y sale bien crujiente, con unos buenos pimientos, y el cliente le pone la sal al gusto.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos