Deliciosas banderillas de boquerones

::/  JUSTO RODRÍGUEZ
:: / JUSTO RODRÍGUEZ

Uno de los pinchos más clásicos del mundo, un sabor que te hace crepitar, un bocado de placer y picor, o de picor y de placer. O de placer y de placer. Un sabor esencial para un local que tiene nombre de un ser mitológico cántabro. Dicen de este ser que es un hada de gran belleza y equiparable bondad. Pues bien, este pincho es muy bello y para sus fieles es sencillamente incomparable con nada.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos