Sueños, viñedo y vino

Carlos Alonso, en la nave de barricas de su bodega familiar de Ábalos/Justo Rodriguez
Carlos Alonso, en la nave de barricas de su bodega familiar de Ábalos / Justo Rodriguez

Carlos Alonso mima sus vinos en su bodega familiar de Ábalos

Pablo García Mancha
PABLO GARCÍA MANCHALogroño

Cantauri es el proyecto vital de Carlos Alonso, un joven enólogo y viticultor de Ábalos que continúa una tradición familiar desde el respeto máximo a la viticultura tradicional, los suelos pobres, las conducciones en vaso y los bajos rendimientos. «Hacer vino es algo extraordinario porque cada año es un reto diferente en el que la tierra y el clima te ofrecen la oportunidad de hacer cosas maravillosas. Yo quería continuar con la tradición de mi padre, que cuenta con viñas en Samaniego y en Ábalos, en lo que llamamos de la parte derecha de la carretera hacia el monte, en faldas que se encaraman hacia la sierra hasta casi los seiscientos metros de altitud. Por eso nos dedicamos en una parte a mantener esa tradición de vinos jóvenes pero centrando buena parte de nuestros esfuerzos y los viñedos más viejos para elaborar vinos más personales, vinos para los que reservamos nuestras principales inquietudes y las viñas que mejor dan».

Dos de sus vinos 'Alma de Cantauri' y 'Abelo de Noa'
Dos de sus vinos 'Alma de Cantauri' y 'Abelo de Noa' / Justo Rodriguez

En las viñas de Cantauri abunda el tempranillo clásico de esta zona: «Tiene una concentración de aromas increíble, acidez y una finura en boca que lo hacen único». Aunque también tiene viura, con el que Carlos elabora su propio blanco, y un punto restante de otras variedades minoritarias como garnacho, mazuelo, graciano, etc...

GUÍA

Cantauri
Bodegas Alonso González.
Dirección
Calle Hospital, nº 9. 26339. Ábalos.
Teléfonos
669 897 630 y 639 215 198
Web
bodegasgonzales.es

Uno de sus vinos esenciales es 'Abelo de Noa', al que califica de un crianza especial elaborado desde el corazón: «Un reconocimiento a mi padre Carlos Alonso González, por el trabajo, dedicación y esfuerzo de todos estos años. 'Abelo' está hecho con la frescura de la juventud y la sabiduría de la edad, dando como resultado un vino con sabor a vida y alegría. En este homenaje también colabora mi hija Noa, que es la que le llama 'abelo' a mi padre», explica Carlos.

Es monovarietal de tempranillo y como destaca Carlos, es el fruto de nuestros viñedos con más de cuarenta años de antigüedad y producción limitada. Sólo se elabora cuando la añada es excelente o muy buena; siendo producciones numeradas. Con el objetivo de hacer el mejor vino, las barricas han sido seleccionadas por su especial finura y calidad. Son de roble francés al cien por cien».

Alma de Cantauri

Otro vino que es orgullo de la bodega es Alma de Cantauri, una verdadera joya enológica proveniente de una cosecha tan mítica como la de 2001: «Es fruto de nuestros más viejos viñedos, con más de 65 años de antigüedad y producción limitada. Sólo se elabora cuando se trata de una añada histórica, ésta lo fue y es uno de nuestros grandes orgullos de la casa y de la familia».

Carlos se desvela por colocar sus vinos en sitios donde se les dé valor: «Todos los que nos dedicamos a este mundo sabemos el esfuerzo y la pasión que hay detrás de cada botella, de cada renque en el campo. Por eso hay que valorarlos y tratarlos bien».

Fotos

Vídeos