En el Serenella y el Némesis hacen las mejores tortillas de Logroño