La salsa de cacahuete picante

El pollo satay es jugoso, divertido de comer y caracterizado por el especial sabor de los cacahuetes. :: /L.R.
El pollo satay es jugoso, divertido de comer y caracterizado por el especial sabor de los cacahuetes. :: / L.R.

El pollo satay es una de las especialidades orientales de mayor éxito

REDACCIÓNLOGROÑO.

La salsa satay, también conocida como salsa de cacahuetes, es el acompañamiento imprescindible del pollo satay, uno de los aperitivos más famosos de la comida callejera tailandesa. Se elabora principalmente a base de pasta de curry, leche de coco, cacahuetes tostados, pasta de tamarindo y azúcar de palma.

Es sin duda una salsa esencial en al día a día de muchos países de Oriente. Se trata del aliño de muchas carnes, sobre todo del pollo, que en pequeñas barbacoas callejeras se presentan como tentempié en medio de una jornada laboral. El olor lo impregna todo, pero hay que estar muy atentos porque su elevado nivel de picante puede resultar algo exagerado para el gusto de un occidental. Allí abusan del picante, y están totalmente familiarizados con esos sabores tan radicales del curry más poderoso. En España, al menos, no se da tanto en nuestro día a día.

Salsa satay
¿Qué es? La salsa satay es un condimento que tiene como principal ingrediente la mantequilla de cacahuete y la salsa de soja
En algunas ocasiones se le añade leche de coco, como aglutinante, ajo y especias diversas para aromatizarla al gusto del cocinero.
Sabor
Agridulce con un toque picante. El tono del picante depende en este tipo de salsa de la clase de curry que se le añade para completar esta salsa.
Uso
En la cocina indonesia se emplea como condimento en varios de sus platos clásicos y en la cocina china se utiliza para acompañar carnes cocinadas en el grill.
Elaboración
Como la pasta de curry tanto rojo, tanto el Panang o el Massaman, ya tiene un sabor salado, no es necesario añadir salsa de pescado. Por eso, para completar este tipo de salsa hacen falta 400 ml. de leche de coco (1 lata), 3 cucharadas de pasta de tamarindo, 2 cucharadas de pasta de curry Massaman, 100 gramos de azúcar de palma (2 pastillas), 50 gramos de cacahuetes tostados machacados y un poco de salsa de pescado o sal (opcional). La preparación arranca siempre a partir de un cazo donde se calienta 1/4 de la leche de coco y la pasta de curry sin dejar de remover hasta que salga su aceite. A continuación añadimos el resto de la leche de coco, los cacahuetes tostados, la pasta de tamarindo, el azúcar de palma y la salsa de pescado si es necesario. Con todo dentro del cazo lo dejamos cocinar un par de minutos hasta que todo quede bien incorporado y ya está lista para acompañar al pollo satay.
Pollo satay
Asa las brochetas en el grill del horno o en una barbacoa, añadiendo algo más de salsa de vez en cuando. Da la vuelta a mitad de cocción. Deben salir bien doradas.

La buena salsa satay tiene que tener un sabor completo, en un primer momento dulce, seguido de salado y con un toque ácido y picante, pero dependerá de las recetas de cada país donde es una receta esencial, del curry que se usa... Hay muchas formas de comprender la salsa satay.

Es de sabor agridulce con un toque picante que lo aporta el tipo de curry usado Se le puede añadir leche de coco como aglutinante y diversas especias

La salsa satay, además de salsa de cacahuetes también se le conoce como 'kacang sambal'. Se trata de un condimento típico de varias cocinas de Asia: Indonesia, Malasia y China. El principal ingrediente de este condimento es la mantequilla de cacahuete que se elabora junto con la salsa de soja: proporcionando la mezcla una variada tonalidad entre frutos secos y sal marina. En la cocina holandesa se puede encontrar esta salsa en diversas comidas callejeras. Una salsa similar puede también encontrarse también en la increíble comida peruana.

La salsa satay es recurrente en diversos platos asiáticos, generalmente acompañando pescados o carnes. Se realiza con una mezcla en diversas proporciones entre mantequilla de cacahuetes y salsa de soja. En algunas ocasiones se emplea leche de coco como aglutinante al igual que ajo y especias diversas para aromatizar al gusto del cocinero. La cocina de Indonesia la emplea como condimento en platos tales como el Saté Babi, el Saté Ayam, el Gado-gado, el otak-otak, el ketoprak y el Keredok. La cocina china la emplea en las carnes al grill. Otros usos incluyen el hot pot y los fideos dan dan. En Singapur se puede encontrar en un plato elaborado con arroz vermicelli denominado satay bee hoon.

Se puede usar pasta de curry rojo, pasta de curry Panang o pasta de curry Massaman. Con cada una de éstas se obtendrá una versión más o menos picante, siendo la versión de curry rojo la más picante y la de Massaman la menos picante. Además existen versiones que mezclan dos pastas de curry, rojo con Massaman o Panang con Massaman a partes iguales.

El 'Achad' es un acompañamiento también imprescindible del pollo satay; se trata de una mezcla de pepino, chalota y pimiento rojo picante cortadito sobre los que se le echa una vinagreta agridulce estilo thai, que se elabora con vinagre de arroz, azúcar blanco y un poco de sal.

Para el pollo hay que mezclar todos los ingredientes en un cuenco, incluidos los trozos de pollo. Dejar marinar en la nevera de 2 a 4 horas. Con las manos, se ensartan los trozos de pollo marinado en las brochetas. Precalentar el grill del horno e introducir las brochetas en una fuente resistente. Dorar, dar la vuelta a las brochetas y hornear Listo para servir.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos