Degusta

A vueltas con la panga

Aspecto de la panga en crudo, antes de su sencilla elaboración. :: L.R.
Aspecto de la panga en crudo, antes de su sencilla elaboración. :: L.R.
  • Desde el 2004, el consumo de panga ha crecido más de un 230% en España

La panga es uno de los pescados más consumidos en España, y sin duda su consumo va en aumento. Sus importaciones están creciendo en Europa a un ritmo del 60% anual desde el año 2004. Es un habitual en hogares, comedores infantiles y en hospitales.

Se trata de un pescado ideal para el consumo de niños, por ejemplo, pues no tiene espinas, no necesita una especial preparación, tiene pocas grasas y calorías, su carne blanca y jugosa que combina con todo suele gustar y sobre todo es muy barato.

Los ejemplares que llegan a la mesa proceden de granjas acuícolas asiáticas, principalmente vietnamitas, en las que hay más peces que agua. Que soporten tan bien la sobrepoblación unido al bajo coste de la mano de obra en Vietnam y el hecho de que lo suyo se parezca más a una granja de cría de pollos que a la pesca en alta mar explica en parte su bajo precio y su popularidad.

Sin embargo, el sector español lleva varios años en armas contra este pez. La trucha ha sido una de las grandes perjudicadas. También los pescados de mar de carne blanca, como la merluza. Armadores y pescadores se quejan de competencia desleal y se sostiene desde hace unos años que este pez no cumple los suficientes controles sanitarios. Sus quejas cada vez son más frecuentes.

La contaminación de las aguas donde se produce con productos agroquímicos determinó la aparición de multitud de noticias, sobre su posible nocividad para la salud, por contener trazas de agentes de este tipo. La supuesta peligrosidad de su ingesta residía, principalmente, en la creencia de que el panga era una de las especies que más metales tóxicos acumulaba.

Controles sanitarios

Actualmente, y debido al incremento en las importaciones de panga procedentes de Asia, se han multiplicado en los últimos años en la UE los controles para garantizar que «cumplen los requisitos comunitarios», según la Comisión Europea.

Estos controles incluyen la realización, por parte de la Oficina Alimentaria y Veterinaria (OAV) de la Dirección General de la Comisión responsable de Sanidad y Consumidores (DG SANCO), de auditorías e inspecciones sobre el terreno; así como la aplicación de planes de vigilancia para el control de residuos y planes de muestreo. Esta misma Comisión evalúa cada año los resultados y adopta las medidas necesarias. Estos controles se complementan con los que realiza cada uno de los Estados miembros en los puestos de inspección fronterizos.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate

© larioja.com

Calle Vara de Rey número 74, bajo (26002) Logroño.
Correo electrónico de contacto digital@diariolarioja.com.

Copyright Nueva Rioja S.A.

TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:

Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.