Degusta

El árbol de los pistachos

El árbol de los pistachos

  • Pistacho. Este árbol se va 'colando' en los jardines españoles, cuyo clima es el adecuado para su crecimiento y producción

El pistacho es un fruto seco que todos conocemos. Otro asunto bien distinto es reconocer ante los amigos que se tiene en el jardín un pistachero, sin duda la mayoría de personas se quedarán sorprendidas. Aunque parezca mentira el pistacho se extrae de un árbol y no una planta y se conoce como el pistachero o 'Pistacia vera'.

Un árbol, el pistachero, con dos curiosidades cuanto menos peculiares, tratándose de un frutal. Es una planta dióica, esto es: que hay pistachos que sólo producen flores masculinas y pistachos que solo producen flores femeninas. Así pues esto es de gran importancia pues al adquirirlo debemos de comprar una planta masculina y otra hembra. Raramente encontramos plantas donde han injertado macho y hembra. La planta que fructifica y produce el pistacho es la hembra. Otra curiosidad de esta planta es que sólo fructifica en los países de clima mediterráneo, esto es: Siria,Irán, Turquía, Chipre, Grecia, Italia, Túnez, España y el estado de California en Estados Unidos que también goza de clima muy parecido al mediterráneo. En el resto de países del globo terráqueo, el pistacho se desarrolla bien, crece, florece pero esta floración aún siendo correctamente polinizada nunca cuajará.

Todos los frutos secos son buenos, pero algunos lo son más. Originario de Oriente, el pistacho es uno de los que más fibra y energía aporta, junto a nueces y piñones. Además, tiene un gran contenido en minerales, vitaminas, ácidos grasos, proteínas y micronutrientes saludables. Tomados regularmente y con moderación, los pistachos ayudan a prevenir el cáncer y la diabetes, a perder peso, a bajar el colesterol, a combatir el estrés y a mejorar el estado cardiovascular.

El consumo de pistachos es saludable por muchas razones. Los investigadores de la Universidad Estatal de Pennsylvania efectuaron el ensayo con adultos no fumadores que siguieron dietas bajas en grasas y con diferentes cantidades de pistachos. Así, comprobaron que aquellos en cuya alimentación se incluían estos frutos secos experimentaban reducciones en la presión arterial, la resistencia vascular periférica y la frecuencia cardiaca en situaciones de estrés agudo. Los resultados de este estudio demuestran que todos los alimentos influyen en las respuestas fisiológicas a la tensión nerviosa, como el aumento de la presión arterial, que se produce por acontecimientos que no siempre podemos evitar, como el estrés, un plazo corto para realizar un trabajo o hablar en público, según explica la doctora Sheila West, una de las autoras. Y explicar bien en público es realmente importante.

© larioja.com

Calle Vara de Rey número 74, bajo (26002) Logroño.
Correo electrónico de contacto digital@diariolarioja.com.

Copyright Nueva Rioja S.A.

TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:

Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.